15-M: la utopía de la imagen

15-M    15-M: la utopía de la imagen

     ¿Pueden las imágenes cambiar las ideas?

    Susan Sontag, en su libro “Sobre la fotografía”, opinaba que no. Una imagen, por sí sola, no puede generar o cambiar las ideas. ¿Para qué sirven pues?, o más genéricamente: ¿Para que sirve el arte?

     En los últimos años hemos vivido el surgimiento de un movimiento, el 15-M, que coincidió con la generalización del uso de las redes sociales, de forma que el primero no se entiende sin la utilización y representación que tuvo en estas. Muchas personas que no participaron directamente en las calles con sus concentraciones, manifestaciones, etc., pero se sentían implicadas mediante la difusión en las redes de imágenes relacionadas con las protestas. ¿Cambiaron las fotografías la ideología política de las personas?, o ¿más bien sirvieron solo para difundir una actitud ya establecida?. ¿En qué medida contribuyó al movimiento del 15-M?

15-M 1

     Desde luego lo difundió y creó un imaginario colectivo, reforzando una sensación de colectividad, solidaridad, fuerza y determinación que solo con la transmisión del ideario puro y duro no se hubiese conseguido. Por lo tanto, la fotografía, como muchos otros medios de representación gráfica, se dirigen, y es donde son más eficaces, a lo emotivo. Nuestra construcción ideológica nace del lenguaje y no de las imágenes o emociones. Somos lenguaje oral o escrito, y este es el que articula nuestro pensamiento.

15-M 3

    ¿Tiene sentido pues la fotografía? Sí, pero solo cuando pretende multiplicar, empatizar; denunciar la realidad, pero no cuando busca generar ideas, a ese nivel el arte es inútil y cuando así se intenta caemos en el arte conceptual, que tiene mas de idea preconcebida que de creación. La fotografía no es filosofía. Desde un tiempo parece como si el fotógrafo hubiere tomado caminos más propios de otras disciplinas, pero con ello solo ha conseguido alejarse de su medio, lo popular.

15-M 2

     Partiendo de lo anterior es inútil adoptar para el fotógrafo una posición objetiva con respecto a la realidad, pues la imagen que transmita siempre estará relacionada con una ideología previa, a la cual atacará, enaltecerá, denunciará o manipulará, pero de la que no podrá abstraerse.

15-M 4

    Al menos en nuestro país, el 15-M fue el primer gran acontecimiento social que resulta indisoluble de las redes sociales y de la parte gráfica que en ellas es esencial. Sin sus imágenes su trascedencia no hubiese sido la misma, pero previamente hubo un contexto desde el que floreció. Que todo no quede en eso, unas imágenes que con el tiempo se conviertan en meros iconos.

15-M 5

3 pensamientos en “15-M: la utopía de la imagen

  1. Amigo Rafa. Has planteado un tema muy interesante en cuanto a la fotografia de reportaje social, por calificar o distinguir las diferentes formas de comunicación gráfica.
    Coincido con tu opinión del papel asociativo de la imagen con el 15M a través de las redes sociales. Incluidos los videos de los móviles que transmitian en directo muchos de los acontecimientos que sucedian. Una manera de hacer partícipes a miles de personas que no podían estar presentes en aquel escenario. Recuerdo que sin las redes sociales, el Mayo francés del 68 se extendió por medio mundo gracias a las fotografias, que testimoniaron una acción social de semejante repercusión mundial. Y no recuerdo ninguna que se convirtiera en icono de aquellas manifestaciones. Seguramente por la abundancia de material gráfico, como ocurrió el 15M. A diferencia de otros hechos que nos han dejado una iconografía consagrada. El retrato del Ché, el joven chino enfrentado a un tanque en la gran plaza de Tiananmen, la niña vietnamita corriendo desnuda con el cuerpo quemado, el oficial vietnamita disparando a la sien de un prisionero, el guerrillero español cayendo con su fusil, el beso de la plaza de Paris al ser liberada….y tantas otras que entre miles lograron transmitir episodios y permanecer como testimonio imborrable de ellos. Es posible que una sola fotografía no forme o modifique ideologías. Pero creo que aporta verosimilitud y que sin ellas hubiera sido imposible “tocar” la sensibilidad del espectador ausente o incrédulo en esos sucesos. Como he dicho es un tema interesante y complejo digno de plantearse en una mesa redonda y con documentación gráfica. un abrazo y gracias por tus reportajes y comentarios.

  2. Muy interesante, pero yo creo que la fotografía es un código de comunicación, y como tal no sólo es capaz, sino que su función esencial es la de transmitir ideas. La emoción es uno de los vehículos que puede utilizar, pero no el único.

  3. Pingback: 15-M: la utopía de la imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.