Acerca de Rafa Marco

RAFA MARCO La mirada de Rafa Marco Documentalista fotográfico por devoción. Observa, dispara, capta y relata. rafam@losojosdemirar.com

15-M: la utopía de la imagen

15-M    15-M: la utopía de la imagen

     ¿Pueden las imágenes cambiar las ideas?

    Susan Sontag, en su libro “Sobre la fotografía”, opinaba que no. Una imagen, por sí sola, no puede generar o cambiar las ideas. ¿Para qué sirven pues?, o más genéricamente: ¿Para que sirve el arte?

     En los últimos años hemos vivido el surgimiento de un movimiento, el 15-M, que coincidió con la generalización del uso de las redes sociales, de forma que el primero no se entiende sin la utilización y representación que tuvo en estas. Muchas personas que no participaron directamente en las calles con sus concentraciones, manifestaciones, etc., pero se sentían implicadas mediante la difusión en las redes de imágenes relacionadas con las protestas. ¿Cambiaron las fotografías la ideología política de las personas?, o ¿más bien sirvieron solo para difundir una actitud ya establecida?. ¿En qué medida contribuyó al movimiento del 15-M?

15-M 1

     Desde luego lo difundió y creó un imaginario colectivo, reforzando una sensación de colectividad, solidaridad, fuerza y determinación que solo con la transmisión del ideario puro y duro no se hubiese conseguido. Por lo tanto, la fotografía, como muchos otros medios de representación gráfica, se dirigen, y es donde son más eficaces, a lo emotivo. Nuestra construcción ideológica nace del lenguaje y no de las imágenes o emociones. Somos lenguaje oral o escrito, y este es el que articula nuestro pensamiento.

15-M 3

    ¿Tiene sentido pues la fotografía? Sí, pero solo cuando pretende multiplicar, empatizar; denunciar la realidad, pero no cuando busca generar ideas, a ese nivel el arte es inútil y cuando así se intenta caemos en el arte conceptual, que tiene mas de idea preconcebida que de creación. La fotografía no es filosofía. Desde un tiempo parece como si el fotógrafo hubiere tomado caminos más propios de otras disciplinas, pero con ello solo ha conseguido alejarse de su medio, lo popular.

15-M 2

     Partiendo de lo anterior es inútil adoptar para el fotógrafo una posición objetiva con respecto a la realidad, pues la imagen que transmita siempre estará relacionada con una ideología previa, a la cual atacará, enaltecerá, denunciará o manipulará, pero de la que no podrá abstraerse.

15-M 4

    Al menos en nuestro país, el 15-M fue el primer gran acontecimiento social que resulta indisoluble de las redes sociales y de la parte gráfica que en ellas es esencial. Sin sus imágenes su trascedencia no hubiese sido la misma, pero previamente hubo un contexto desde el que floreció. Que todo no quede en eso, unas imágenes que con el tiempo se conviertan en meros iconos.

15-M 5

La plaza pública: la calle

plaza pública        Entiendo que una foto es “buena” cuando es eficaz para la finalidad que busca, no creo que se trate de una cuestión objetiva, sino mas bien que en cada caso esa eficacia se obtendrá mediante unos recursos, no siempre los mismos. Me atrae destacar la calle como espacio público, de encuentro, de participación y debate: la plaza pública, donde ocurre casi todo. Esta imagen fue tomada en una de tantas manifestaciones de este año 2015 en la ciudad de Valencia y traté de recoger y testimoniar la actitud de rebeldía y fuerza que transmite la protagonista. La composición piramidal le da solidez y acentúa la consistencia de la imagen, pero creo que no le resta dinamismo a la actitud de avanzadilla de la figura de la chica. El blanco y negro, como siempre, le otorga un carácter intemporal incluso épico, sin que nos distancie del mensaje. Siempre que veo esta foto me recuerda a otras del mayo francés. Los tiempos pasan pero los motivos para salir a la calle, no.

plaza pública 2

        De la imagen he podido aprovechar todo: el papel protagonista de la mujer frente a su acompañante, el centro es ella, también la que grita y eleva la bandera, su ropa destaca en el contexto, es diferente y destaca. Su compañera de atrás le acompaña con una risa. El fondo es urbano claramente. Creo que todo el entorno contribuye a la imagen central. Aunque los volúmenes pudieran no estar dispuestos según las reglas clásicas de la composición, resultan eficaces y no le restan importancia al motivo principal. Feminismo, juventud, rebeldía, ímpetu…

        Creo que somos emociones, las ideas vienen después. Nos mueven los sentimientos, los miedos, los placeres… El lenguaje fotográfico no puede obviar eso. Una imagen perfecta, con un encuadre adecuado, una exposición milimétrica, bien compuesta, aun con un contenido trascendente, nos puede dejar indiferentes si no nos provoca alguna emoción y habrá fracasado, pues solo retendrá nuestra mirada unos segundos.