La Maricarmen

La Maricarmen 1    La Maricarmen

    La Maricarmen (un balcón al aire) es un ejercicio de amor. Una apuesta de amor al arte, de amor al teatro, de amor a la vida, a sus grandezas y sinsabores. La Maricarmen es la oportunidad de mirarnos en el espejo que es el teatro y descubrir las miserias ocultas que habitan en cada uno de nosotros, nuestras ilusiones y nuestras barreras, nuestras esperanzas y la cruda realidad. Una obra cálida, terrible y cómica, de apariencia sencilla, pero de contenido complejo. La Maricarmen es la historia de una mujer que son muchas, pacientes, luchadoras, apasionadas y sin recursos para hacer realidad sus sueños.

La Maricarmen 2    Madrid, 13 de septiembre de 2016.

  He quedado para comer con Mari Carmen González, Mamen Godoy de nombre artístico, La Maricarmen, en la obra de teatro que interpreta estos días en el Centro Cultural de La Villa “Fernán Gómez” y, simplemente, Mamen para mí, mi querida Mamen, compañera de vida y de estudios teatrales, de tantas risas y complicidades, de distancia y amor inquebrantable, la extremeña orgullosa de su Romangordo. Y con Iván Luis, su compañero de función, un guapetón con un futuro de oro, según podré comprobar más tarde.

La Maricarmen 3  Los reencuentros con Mamen son siempre desbordantes: abrazos, besos, miradas, sonrisas, más abrazos y más besos. Mamen es una gran mujer y hay que amarla exageradamente, no caben las medias tintas.

La Maricarmen 4   Mientras comemos en un peruano del centro de Madrid, nos ponemos al día de nuestras últimas cosas: hijos, familiares, viajes, conocidos… Iván, creo que un poco atribulado por la ametralladora verbal que suponemos Mamen y yo, se presenta como un actor polifacético, que en los tiempos que corren es algo tan necesario como inteligente.

    Me hablan de las vicisitudes que hay que pasar hoy en día para sacar adelante una obra de teatro. Yo creo que es un acto heroico, como digo en el encabezamiento, es un acto de amor, de fe, de grandes sacrificios. Levanto mi copa y brindo por todos los locos necesarios que dedicáis vuestra vida al noble arte del teatro, valientes personas, voz de mudos, luz de ciegos.

La Maricarmen 5   Llegamos tarde al teatro. Hay que correr. Aunque la Plaza de Colón de Madrid está cerca tenemos que acelerar el paso. Aún así, hablamos. Hablamos y hablamos. Hablamos de los loquitos del teatro, de la gente que ayuda desinteresadamente para que el acto teatral se produzca, de los sinsabores, de la ausencia total de dinero que se suple con imaginación y muchas veces con hambre. Y hablamos de los políticos, enrevesados políticos, distraídos, en un mundo paralelo donde las cosas funcionan de manera torticera, donde la Cultura es prescindible y los actores, actrices y técnicos de teatro se llevan la peor parte. En fin, ya sabéis lo que pasa cuando se juntan dos curas: que ponen a parir al obispo.

    Cuando llegamos al teatro, me dejan acompañarlos en camerinos y entre bambalinas. Todo funciona como un reloj: la diligente productora, el técnico de sonido, el ensayo… Como un rito es la preparación del maquillaje y el vestuario.

La Maricarmen 6    Silencio, comienza la función. La Maricarmen canta, baila, interpreta, sueña, nos arrastra a su mundo. Iván Luis es el mejor compañero en escena, bueno, en escena no es Iván Luis, es un vecino, es un sueño, es una genial interpretación.

La Maricarmen 7   ¿Cómo? ¿Que queréis que os haga una crítica técnica de la obra? ¡Pero si yo no soy crítico teatral de esos, ni nada parecido! Lo único que os puedo decir es que vayáis a verla, que no os la perdáis, que un amor tan grande por el teatro es difícil de encontrar. Que La Maricarmen me acompañará siempre. Y que si queréis una excelente crítica técnica no dejéis de leer ésta: La Maricarmen (Un Balcón En El Aire), Personas De Celofán, escrita por Jonathan Fernández y que suscribo desde la primera hasta la última palabra.

La Maricarmen 8    Mi despedida de Mamen después de la función no os la cuento. No existe. Siempre nos quedamos juntos para toda la vida.

La Maricarmen 9    “La Maricarmen” estará hasta el próximo 6 de noviembre de 2016 en el Centro Cultural de La Villa “Fernán Gómez”, en la Plaza de Colón, en Madrid.

Carrers d’Aín

Carrers d'Aín 1     Carrers d’Aín

     Passejar pels carrers d’Aín és un exercici saludable que exercita el cor, la mirada i les sensacions. Per les seues empinades costeres es perd la noció del temps…, qualsevol cosa és possible darrere de les seues parets blanques i de pedra, i les contrafinestres tenyides de blavet.

Carrers d'Aín 2

Carrers d'Aín 3

     A cada hora del dia es troba l’harmonia de la vida tranquil·la i ordenada. A primera hora, les dones agranen a l’uníson, com si d’un pla confabulat es tractara, cada racó del carreró. Dones, iaies; decidides, faeneres, organitzades en comunal matriarcat. Més tard, tot depenent de l’estació, els carrers recobren passos, carreres, gatejades i el rebombori dels més joves. A l’estiu abunden els banyistes amb tovalloles que van a la bassa on està prohibit el bany; ací, la llei pareix una llegenda i la vida està feta per ser viscuda, sense més contemplacions.Carrers d'Aín 4

     Els carrers d’Aín desperten els sentits. A l’estiu, les temperatures són altes i la pell s’enrogeix amb un simple passeig. Al fred de l’hivern, l’olor de llenya cremada dels fumerals ho envaeix tot. La primavera engalana els carrers amb l’olor dels gesmilers, les roses, l’horta i la terra roja humida. La tardor ofereix l’estampa d’un poble blanc; teula i pedra envoltats de verd, taronja i daurat.

Carrers d'Aín 5

     La plaça del bar és un dels llocs més concorreguts. L’indret on es mira i s’és vist; on es parla i s’escolta; on es juga i es fan bromes. Ací tot se sap i el que no se sap, se suposa.

Carrers d'Aín 6

    Les processons marquen el ritme dels calendaris religiosos. Els veïns es muden com si fóra diumenge i acompanyen les comitives amb ciris, en silenci, amb l’únic so de la banda que tanca, cerimoniosament, el moment.Carrers d'Aín 7

Carrers d'Aín 8

     La plaça de l’església, amb el seu imponent campanar, és una postal i un exercici de perspectiva. La foto en blanc i negre la va vore el meu amic Paco Alberola, i jo, com a aprenent i admirador seu, la faig així sempre que puc. Va per tu, mestre!

Carrers d'Aín 10Carrers d'Aín 9

El passeig per la bellesa i la tranquil·litat està garantit als carrers d’Aín.

Carrers d'Aín 11

Si t’ha agradat aquest article, també et poden interessar els següents:

Aín, paisaje fotográfico

Casa Rural Molí del Duc

Web del Ayuntamiento de Aín


Article traduït al valencià per @menorquetres

 

Carrazoni, mirada cristalina


Carrazoni, mirada cristalina 1

   Carrazoni, mirada cristalina

   Enrique Carrazoni, la mirada cristalina, en primera persona. Un fotógrafo todoterreno, un pensador, un filósofo, un aventurero, un niño que miraba a través de los cristales y soñaba mundos reflejados, espejos que dominaban la visión y manipulaban las sensaciones.

   La entrevista se convierte en un relato en primera persona. Un viaje a través de su vida y su mirada que os abrirá los ojos a una personalidad única y genial.


     Mirada de cristal

    Nací un 18 de mayo de 1948 en Puerto de Santa María (Cádiz). Pasé mi infancia y adolescencia en Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Parafraseando a Max Aub: “uno es de donde hizo el bachillerato”, lo suscribo.

     Mi primer contacto con la fotografía fue a principios de los años sesenta, cuando mi tío transformó una antigua cámara técnica de madera en una ampliadora. Mi infancia transcurría en un taller multidisciplinar donde se plateaba cristal de forma completamente artesanal. También se hacían vidrieras emplomadas, monteras para patios con formas geométricas…, y todo esto acompañado de historias relacionadas con el trabajo que se estaba haciendo ese día. Mientras, asábamos castañas en una salamandra… “Jammo bello figliulella / abbalamm sta tarantella”, cantaba mi tío Enrico.


Carrazoni, mirada cristalina 3     Desnudo rompiendo la escalera 

      Arroyo, el pintor, hizo un cuadro que se llamaba Vestido bajando la escalera y luego El Equipo Crónica hizo otro, y hay como tres o cuatro versiones. Hice mi propia versión de “Desnudo bajando la escalera”, en este caso con un chico. Tiene un poco relación con las fantasmagorías del taller. Me vino muy bien para hacer una rememoración de mi infancia. Me dieron un primer premio de fotografía en la Feria Internacional de Bilbao.


     El código Morse y el diseño gráfico

     En 1966 fijé mi residencia en Madrid, numerosos familiares vivían y viven en esta ciudad (mi abuela por parte de padre era madrileña). Inicié estudios de radiotelegrafía, no porque me gustara especialmente el “código Morse”. Quería embarcarme para recorrer mundo, el puesto de radiotelegrafista es el único que queda libre a la llegada a puerto, era perfecto para este fin.

    En 1968 inicié estudios en la escuela de Artes y Oficios Artísticos de Madrid, una academia privada dedicada exclusivamente a la decoración de interiores. Lo mejor de esta Academia eran los profesores, casi todos eran catedráticos tanto de historia del arte, como de arquitectura, otros eran decoradores de prestigio. No llegué a ejercer de forma continuada, solo trabajé como tal, en Ibiza en 1970 casi todo el año.

     Del Diseño Gráfico a la Fotografía

    Volví a Madrid decantándome por el diseño gráfico. En 1971 hice una prueba de actitud en una empresa de diseño gráfico llamada Grafidea, tenía sus propios clientes y también conciertos con agencias de publicidad, Ciesa Canut fue una de ellas, diseñaba catálogos donde utilizaba la fotografía como base, pues también había un fotógrafo en plantilla: “¿no puedes inventarte algo más facilito?” decía él. En ese momento decidí intentarlo… ”Enrique, ¿por qué no me haces tú la foto?” decían los demás diseñadores. Y para que me quedara más claro, Ricardo Pérez (mi mentor desde el principio), me prestó la Enciclopedia Agfa de Fotografía. Así empezó todo, dando por terminada mi profesión de diseñador gráfico.


Carrazoni, mirada cristalina      Esta foto corresponde a un trabajo que expuse en la Galería Luis Adelantado en 1993. El tema de aquella exposición tenía que ver con un problema de salud que tuve muy fuerte. Estuve veintitantos días en la UVI, y allí me dio tiempo a dibujar, a soñar, a escuchar cosas impresionantes. Empecé a tener una serie de sueños continuos y uno de ellos estaba dentro de esto. Luego lo intenté sacar fuera. Porque aquello se me escapaba de mi forma de ver el mundo. Al final, tardé cinco años en sacar esta exposición. La tenía en la cabeza constantemente. Primero hice bocetos y luego las fotos. Es como si hubiera enganchado una parte del subconsciente con un hilo. Hay una serie de historias que se van fundiendo con la mirada, siempre, en mi obra. De ahí los anteojos. Este recuadro es también una ventana a Sánchez Cotán. Todo lo demás son obsesiones de cada uno: los toros. una representación de la religión, cualquier religión…


     La familia Lavapiés

     En 1973 cambié a la agencia Lemonnier Tremble asociada a la francesa Impact France, contratado como fotógrafo (Cointreau, Rochas, Cristofle…). Algunos de mis trabajos se utilizaban en toda Europa. En este mismo año participé en un corto rodado en 16m/m. Como cámara y director de fotografía, Habitante fue adquirido por la Filmoteca Nacional, en una campaña de recopilación de trabajos fílmicos de los años 70.

     Durante ese mismo año formé parte de un grupo iconoclasta: “La familia Lavapies” era un grupo de pintores, escultores y un único fotógrafo: yo. El primer trabajo Arte Contradicción salió a la luz en 1975, se expuso en la librería Antonio Machado de Madrid. Hicimos una representación a modo de “Pinacoteca”, para ello ambientamos la galería con mobiliario “Chippendale” y esculturas helénicas, todo hecho con corcho blanco de forma irónico-burda, propiedad de un supuesto coleccionista, y una publicación con un manifiesto sobre la posición del Grupo ante la situación del Arte y los artistas en España. Pusimos en evidencia lo que nosotros creíamos era una contradicción: ¿Cómo se podía estar luchando contra la dictadura y, a la vez, ser artista oficial del Régimen en la bienal de Venecia? Lo que más molestó fue una foto de Juana Mordó rodeada de sus artistas, con un pie de foto: “No inspiraciones pide el pintor a dios, sino doblones”, de la obra poética “El diablo Mundo” de José de Espronceda. La cosa no hubiera tenido más transcendencia si el diario Informaciones no le hubiera dedicado una doble página en el suplemento de Arte.


PERFECTING-GROUP

    PERFECTING GROUP

Esto es un juego con la ratonera como mirada. La mirada como mirada cautiva. La luz de la ratonera es negativa, no es positiva. Ahí no hay luz: es la negatividad de la luz. Y siempre con el juego de la mirada, no voyeurista, sino la mirada interior. Él se está mirando a sí mismo a través de su propia ratonera.


 “Madrid en sus barrios”. El Cubri

    También ese mismo año participé en un encargo del Ilustre Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) para hacer una exposición y publicación: “Madrid en Sus Barrios”. Todo un análisis de la especulación inmobiliaria, a través de los asentamientos de inmigrantes, en casas de auto construcción, que conformaban núcleos urbanos: Orcasitas, Palomeras Bajas, San Blas, Moratalaz… Hice alguna foto con la única óptica que tenía: un 55 m/m, montado en una Spotmatic. Digamos que no era el equipo adecuado. A falta de un gran angular, decidí hacer varias fotos del mismo espacio, girando la cámara a modo de panorámica. Ese “apaño” se convirtió en camino a investigar. La documentación fotográfica que cedieron las asociaciones de vecinos: atascos de ambulancias en el barro de las calles sin asfaltar, interiores de casas de autoconstrucción…, ocupaba más del 90% de la publicación. Mi principal labor fue buscar un tratamiento de imagen que unificara todo tipo de negativos, con recortes de periódicos, citaciones administrativas, gráficos de población… Del diseño gráfico y dirección se hizo cargo El Cubri, magnífico equipo formado por dos dibujantes y un guionista. Fue una experiencia muy enriquecedora.


Carrazoni, mirada cristalina 4     PASO DOBLE

     Esta es justo después de la exposición de Luis Adelantado. La presenté en Basilea, estuvo también en ARCO. Hice los pasos del baile Pasodoble, un baile español, mucho más que el chotis. Aunque el pasodoble también viene de un baile alemán… Lo que hice son el anagrama de los pasos del baile hecho con velas, que son las de abajo, y que están fuera de campo, reflejadas en un espejo. Jugando otra vez con el concepto de mi vida entre el espejo y la realidad… Y el cristal.


     “Entre manos” Primera exposición individual

      Compaginé estos proyectos con mi primera exposición individual “Entre manos”, en la galería de arte contemporáneo madrileña Ovidio. Fue un año muy movido, los viajes a Barcelona eran muy frecuentes, tanto que cuando me preguntaban donde vivía: “tengo un pie en la calle Atocha y el otro en Vallvidrera” (La Floresta Pearson). Había una relación “contra-cultural” muy fluida entre las dos ciudades…

     Ese 20 de noviembre murió el dictador, y esa mañana tuve que ir al Colegio de Arquitectos. Cuando llegué salían unas 20 o 30 personas, copas de champán en mano, celebrando la noticia.


Carrazoni, mirada cristalina 2

ENTREMANOS 1975

     Esta foto nació en la época en que trabajé en la agencia Lemonnier Tremble. Estuvimos haciendo una campaña de una crema de belleza, de Clorane, creo, donde aparecieron unas modelos, muy virginales con la espalda desnuda, una maravilla, unas fotos casi cursis. Fueron censuradas, pero ni siquiera fueron censuradas por la censura oficial del reino, sino por los propios periódicos. Osea, el ABC llegó, lo vio y le pintó en negro unos tirantes para que pareciesen unos bikinis. ¡Se cargó toda la campaña! Nos querían pedir daños y perjuicios. Me pareció impresionante la mojiguatería y la autocensura de los propios medios. Esto pasó con varios periódicos, el Diario Ya… ¡Una cosa tan virginal! Eso me impresionó. Entonces empecé a hacerme fotos sinuosas de mis propias manos. Estuvieron a punto de censurarme y un tío en una galería de arte llegó a decirme: “¿No me irás a decir que no están ahí follando?”, le dije: ¡¿con las manos?! No cerraron de milagro la exposición. Te lo juro. Había fotos de manos muy provocativas. Entonces, ¿qué pasaba? Yo hacía paisajes sensuales con cualquier parte del cuerpo, no me hacía falta irme a las típicas partes, con cualquier parte del cuerpo tienes posibilidades de emitir sensualidad. Era un contrapunto… En esa época a mí me interesaban mucho esos primeros planos hiperrealistas. Son fotos de mis manos hechas en la mesa de la cocina, con un metacrilato translúcido. Muchas veces apretando el disparador con la nariz, ya que las manos las tenía “ocupadas” en la puesta en escena.


      Equipo Realidad

    En 1976 un fotógrafo que conocía del mundillo publicitario madrileño se estaba montando un estudio fotográfico en Valencia, me propuso asociarnos y acepté por tiempo limitado, no más de seis u ocho meses. Nada más instalarme, hice mi primera llamada a José María Gorrís, que conocí en Madrid, exponía en La Carraca una tienda-galería especializada en juguetes artesanales. No hizo falta llamar a nadie más, era un domingo por la tarde y estaba de celebración con amigos, me invitó a unirme a la fiesta… ¡Magnífica recepción! Me presentaron a Jorge Ballester (Equipo Realidad). Nos veíamos a menudo en eventos culturales. A partir de enseñarle un guión para hacer un cortometraje, me propuso formar parte de un nuevo proyecto, donde tenían cabida todas las formas de comunicación audiovisual, manteniendo el nombre del “Equipo Realidad” (después de la ruptura con Joan Cardells).

     Iniciamos el trabajo comprando la prensa cada mañana, comentándola y recortando páginas de todo lo relacionado con la situación política del momento, para después confeccionar collages y fotomontajes, reinterpretando las noticias “oficiales”. Expusimos este trabajo en la Galería Joan Prats en Barcelona en el mes de junio de 1977. Lo interesante de dicho trabajo era su vigencia, la última fecha de algunas noticias que aparecían en las obras, eran del mes de abril del año en curso.


Carrazoni, mirada cristalina 6

     CONTRACAMPO

      Contracampo es una obra expuesta hace nada en el colegio mayor Peset con un grupo al que pertenezco que se llama Cazadoras Asociados. Cada uno es de su padre y de su madre: pintores, escultores, fotógrafos. Cogemos un tema común y organizamos exposiciones. Es un bodegón de caza. Otra vez la ventana de Sánchez Cotán, la ratonera y las plumas que para mí son como flechas. Lo de contracampo es porque las plumas están detrás de mí, reflejadas en un espejo que genera un relieve. Sigo con la ironía de que el espectador se cree que mira con libertad y están atrapados en las imágenes que se comen todos los días.


     Josep Renau y Picasso

    El 21 de abril, la Galería Punto organizó la primera exposición de Josep Renau en España. Tuve el privilegio de fotografiarlo para la portada del catálogo. Aunque lo verdaderamente interesante, eran las anécdotas que contaba. Una de ellas era del día que fueron a ver El Guernica ya acabado, encargado por Josep Renau (director general de Bellas Artes) para el pabellón español en la Exposición Internacional de 1937 en París.

     Ya delante de la obra, con los demás integrantes del gobierno de la República en el más estricto protocolo, se quedaron callados, Picasso al lado del cuadro, de pronto, en un movimiento inesperado se puso a buscar una cajetilla de cigarrillos, que supuestamente le había cogido su hijo. Con muy mal genio, conforme se movía por el estudio, agarró un cubo con pintura y dio unos “brochazos” muy gestuales sobre el Guernica supuestamente acabado y todos rompieron a aplaudir.

    Valencia

    A estas alturas Valencia era “mi ciudad”. Mi socio se marchó y paradójicamente yo me quedé. Aparecieron los encargos, eran muchos y muy variados, Lladró, Lois Internacional, Francis Montesinos, Ballet Lírico Nacional (Nacho Duato), “100 Años de Mariscal”, Teatro Estable de Valencia, grupos musicales como Al Tall, Seguridad Social, Mártires del Compás, Girasoules…, retratos de escritores de la Editorial Planeta, Fernando Delgado, Matilde Asensi… Campañas nacionales e internacionales encargadas por agencias publicitarias: Voramar, Ricardo Pérez Asociados, Alas, Tándem…

     Arquitectura

     Los últimos 20 años los he dedicado casi exclusivamente a la fotografía de arquitectura pública: Norman Foster, Félix Candela, Santiago Calatrava, José María Tomás, entre otros.

     Mirando con perspectiva mi trayectoria, se podría decir que soy un fotógrafo “todo terreno”, cosa que en los años 80 estaba “mal visto”. Tenías que estar “especializado” para que te tomaran en serio. En cambio en los 90 se decía que para ser un buen fotógrafo tendrías que ser “generalista”. No eran los temas, sino la forma de abordarlos. Para mí “primero fue la luz”, aquel taller de mi infancia lleno de hojas y retales de cristales de colores y espejos, tenía su hora mágica, al atardecer entraba el último rayo de sol, multiplicándose a través de reflejos por las paredes, inundando toda la habitación de luces y sombras que cobraban vida con nuestros movimientos. También cuando salía del pueblo a campo abierto, pasando el coso taurino, aparecía mi “río”, deslumbrante por el contraluz. Conforme llegaba desaparecía, quedando una triste carretera de segundo orden a la vista.

     “La arquitectura es el magistral, correcto y magnífico juego de masas reunidos en la luz. Nuestros ojos están hechos para ver las formas en la luz. La luz y la sombra revelan estas formas. Cubos, conos, esferas, cilindros o pirámides son las grandes formas primarias que la luz revela.

Le Corbusier

     Una buena fotografía de arquitectura requiere conocimientos de la “Perspectiva Central”, como “rompe la luz” sobre el edificio a distintas horas del día, cultura general sobre Historia de la Arquitectura. En cuanto a equipo fotográfico, una cámara técnica (por los desplazamientos del encuadre, sin cambiar el eje óptico) con objetivos gran angulares.

Carrazoni, mirada cristalina 20

      Reichstag

Carrazoni, mirada cristalina 21

     Feria Valencia I

Carrazoni, mirada cristalina 22

     Feria Valencia II

Algunas de las fotografías de arquitectura realizadas por Carrazoni. Tenéis muchas más en su propia web: www.enriquecarrazoni.com


    Mis referentes

     Mis referentes fotográficos: Man Ray, Irving Penn, Guy Bourdin, tres grandes artistas con un denominador común: los tres eran pintores con mayor o menor fortuna y a la vez fotógrafos, representados como artistas plásticos en museos de relevancia internacional. Y uno más: Richard Avedon, con sus retratos sobre fondo blanco: Un retrato no es una semejanza. En el mismo instante en que una emoción o un hecho se convierte en una fotografía deja de ser un hecho para pasar a ser una opinión. Todas las fotografías son precisas. Ninguna de ellas es la verdad. Y una frase más de Man Ray: Pinto lo que no puede ser fotografiado, lo que viene de la imaginación o de sueños.


     La Era Digital

   Mientras tanto, llegó la “Era Digital”. ¡Qué gran invento!, cuántas herramientas analógicas en un programa llamado Photoshop, todas precisas, y al reunirse, nos dejan intervenir en color y forma. Maravilla que veremos con más claridad cuando muchos usuarios aprendan de una vez por todas a conducir un Ferrari. Esta nueva tecnología ha sido capaz de generar software de las técnicas de los Maestros de la Historia de la Fotografía, dejando a mano su utilización automática consiguiendo fotos “resultonas”. Esto no me parece mal, creo que lo peor es depender exclusivamente de las nuevas tecnologías. Claro que pensándolo bien resulta lógico, no es la fotografía, es: Este soy yo ,Yo estuve aquí, en una imagen “Resultona-Anodina” a lo “Ansel Adams”. Estamos en plena gripe. Todo esto no deja ver los verdaderos logros de la “captura digital”. Los nuevos sensores están dotados de una sensibilidad impensable en las películas de acetato: 120.000asa. ¡Va más allá de nuestra retina! Esto significa entrar en un espacio inexplorado o casi, generando una sensación hiperrealista de lo que antes no “veíamos”.

     Y finalizo con el título del taller de fotografía que he impartido en los últimos tiempos: “Piensa en Analógico y fotografía en Digital”.


Si te ha interesado esta entrada, quizás te gusten estas otras entrevistas:

Mercat de Russafa

MERCAT DE RUSSAFA 1El mercat de Russafa és, a banda d’un dels edificis civils més característics del barri, el centre d’avituallament gastronòmic del veïnat i de multitud de restaurants.

MERCADO DE RUZAFA 2 MERCAT DE RUSSAFA      L’edifici fou projectat per Julio Bellot Senet l’any 1954 i s’inicià la seua construcció el 1957. Actualment, s’ha plantejat una reforma que millorarà l’estat actual de les instal·lacions. L’inici de les obres està previst per als mesos d’octubre-novembre de 2016. Hi estarem atents!


MERCADO DE RUZAFA 3 MERCAT DE RUSSAFA

El Mercat de Russafa vist des de dalt

     D’altra banda, si, personalment, m’haig de quedar amb alguna cosa del Mercat de Russafa, és amb la seua gent: els venedors i l’ambient que s’hi respira. Qui escriu aquestes línies és veí, admirador i client del mercat. Fer allí la compra suposa una injecció de vitalitat i optimisme, de paraules amistoses com “prenda”, “bonico”, “xiquet”, “guapetón”, “perla”, “rei”, “mante”…, moneda comuna d’intercanvi.

MERCADO DE RUZAFA 4 MERCAT DE RUSSAFA

MERCADO DE RUZAFA 5 MERCAT DE RUSSAFA

MERCADO DE RUZAFA 6

MERCADO DE RUZAFA 7 MERCAT DE RUSSAFA

MERCADO DE RUZAFA 8 MERCAT DE RUSSAFA

MERCADO DE RUZAFA 9 MERCAT DE RUSSAFAMERCADO DE RUZAFA 13 MERCAT DE RUSSAFA  La qualitat del gènere és excepcional i els comerciants s’afanyen a revitalitzar les seues parades amb noves ofertes, nous sabors. L’especialització està convertint aquest mercat en un fenomen esnob de fàcil accés.


MERCADO DE RUZAFA 11 MERCAT DE RUSSAFA

Les bústies dels venedors. 
Res no tenen a envejar al look dels moderns correus electrònics;)

MERCADO DE RUZAFA 12 MERCAT DE RUSSAFA

El bar MERCADO DE RUZAFA. El lloc ideal per agafar-hi forces. 
Les fotos en blanc i negre reten homenatge als seus primers amos.

    En l’edifici del costat es troben les oficines de la UNIÓN DE CONSUMIDORES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA, que té una funció fonamental en la salvaguarda i protecció dels drets dels consumidors. Des d’ací els vull donar les gràcies per l’acollida tan amable que em van donar i per permetre’m l’accés a les seues instal·lacions per fer “des de les altures” alguna de les fotos que acompanyen aquest article.MERCADO DE RUZAFA 15 MERCAT DE RUSSAFA

   Llarga vida al Mercat de Russafa!

(Traduït al valencià per @menorquetres)

Versión en castellano →


  Si t’ha agradat aquest article, potser, també t’interessaran els següents:

Mercado de Ruzafa

MERCADO DE RUZAFA 1El mercado de Ruzafa es, aparte de uno de los edificios civiles más característicos del barrio, el centro de avituallamiento gastronómico de sus vecinos y de multitud de restaurantes.

MERCADO DE RUZAFA 2   El edificio fue proyectado por Julio Bellot Senet en el año 1954 y se inició la construcción en el año 1957. Actualmente se ha planteado una reforma que mejorará el estado actual de las instalaciones. El comienzo de las obras está previsto para octubre-noviembre de 2016. Estaremos atentos.


MERCADO DE RUZAFA 3

El Mercado de Ruzafa visto desde arriba

   Por otro lado, si personalmente me tengo que quedar con algo del Mercado de Ruzafa es con su gente, sus vendedores y el ambiente que allí se respira. Quien escribe estas líneas es vecino, admirador y cliente del mismo. Realizar allí la compra supone una inyección de vitalidad y optimismo, de palabras amistosas: “prenda”, “bonico”, “xiquet”, “guapetón”, “perla”, “rey”, “mante”…, son moneda de intercambio común.

MERCADO DE RUZAFA 4

MERCADO DE RUZAFA 5

MERCADO DE RUZAFA 6

MERCADO DE RUZAFA 7

MERCADO DE RUZAFA 8

MERCADO DE RUZAFA 9MERCADO DE RUZAFA 13    La calidad del género es excepcional y los comerciantes se afanan en la revitalización de sus paradas con nuevas ofertas, nuevos sabores. La especialización de alguno de sus puestos está convirtiendo a este mercado en un fenómeno snob de fácil acceso.


MERCADO DE RUZAFA 11

Los buzones de los comerciantes. No tienen nada que envidiar en el look 
a los modernos emails 😉

MERCADO DE RUZAFA 12

El bar MERCADO DE RUZAFA. El lugar ideal para reponer fuerzas. 
Las fotos en blanco y negro rinden homenaje a sus primeros dueños.

    En el edificio adjunto al mercado se encuentran las oficina de la UNIÓN DE CONSUMIDORES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA, que realiza una función fundamental en la salvaguarda y protección de los derechos de los consumidores. Desde aquí les quiero dar las gracias por la acogida amable que me dieron permitiéndome el acceso a sus instalaciones para la realización -desde “las alturas”- de alguna de las fotos que acompañan este artículo.MERCADO DE RUZAFA 15

    ¡Larga vida al Mercado de Ruzafa!

Versió en valencià →


    Si te ha gustado este artículo, quizás te puedan interesar:

Joan Antoni Vicent, la mirada que compone

JOAN ANTONI VICENT 1     Joan Antoni Vicent, la mirada que compone

    Joan Antoni Vicent dispone de la mirada felina que compone la situación idónea de captura. Cazador de luces y sombras que no dejan de asombrarnos. Tema, composición y técnica son un rasgo definitivo en todos sus trabajos. Se comprometió desde joven con la cámara en una relación de amor, de la cual han surgido escenas maravillosas de su entorno más inmediato: La Vilavella, Barcelona, Valencia, entre otras. Sus paisajes, momentos y las personas que las habitan quedan para la Historia descritos de forma magistral y propia. La mirada de Joan Antoni Vicent es un tesoro a proteger por los tiempos de los tiempos.

     Nombre completo, fecha de nacimiento, lugar y lugar de residencia actual

    Joan Antoni Vicent, nací a mediados de enero de mediados los cuarenta, en la Vilavella, donde resido actualmente. Durante 26 años trabajé para IBM, en Barcelona. Hubo una prejubilación masiva a nivel mundial que también me tocó, lo que fue una suerte, porque así tuve más tiempo para dedicarme a la fotografía y practicar alguna que otra afición.


Benidorm

Benidorm

La síntesis perfecta entre el ocio y el skyline de la gran ciudad entre la niebla.


      ¿Quién es Joan Antoni Vicent, en realidad?

     Una persona creo que intenta empatizar con la gente. Intento ponerme en el lugar del otro. Soy lo que se dice “buena gente”. Bastante sociable aunque también depende donde me encuentre. Y, desde el punto de vista profesional, tuve la suerte en su momento de estudiar. Primero un bachillerato y después una carrera superior. Los estudios siempre abren puertas y así fue. La etapa de mi vida en IBM fue muy importante, por el tipo de compañeros que tuve y porque fui testigo casi desde sus orígenes de la evolución de la informática. Desde la ficha perforada hasta la aparición  de los ordenadores personales, internet etc… Por tanto, he estado en la punta de la lanza de toda la tecnología que ahora es ya tan popular y que en los años 70 y 80 era desconocida para el gran público.

     ¿Qué significa para ti la fotografía?

     La fotografía para mí es como una novia. Recién estrenado en mi trabajo, un día acompañé a un amigo a comprarse unos carretes para su máquina fotográfica, y sin más me dijo: “Y tú ¿por qué no haces fotos?”. No sé si vio en mí una cierta sensibilidad artística o fue por un cumplido, pero me hizo pensar “¿por qué no hago fotos?”. En ese momento tenía mucho mi tiempo libre y me compré una Yashica. Empecé a hacer fotos y desde entonces, la cámara siempre ha sido mi compañera de viaje.

     Después pasé a una Canon A1, muy buena, analógica, con buenos objetivos, un gran angular y con ella pasé 20 o 25 años. Más tarde ya una primera digital. Ahora uso una Canon EOS 60D. Pero, con todo, lo importante no es la flecha, sino el indio. Hay que tener buen ojo y disfrutarlo y gozarlo. Siempre el tiempo va a favor de la fotografía. Cuando haces clic, detrás de la imagen hay un reloj virtual que se pone en marcha, es el tiempo y cuánto más tiempo pase, mejor será la foto, porque incorpora datos que ahora tú los ves como obvios, pero que dentro de veinte, treinta o cuarenta años no lo serán. La persona fotografiada habrá fallecido, de ese grupo quedaran unos pocos, o esa casa la habrán tirado, esos coches parecerán de época, la forma de vestir, etc.


A-la-porta-de-casa

A la porta de casa

Esta es mi chica del National Geographic, como aquella famosa foto de la chica de los ojos verdes de Afganistán. Es la misma mirada penetrante.


   Bonita reflexión, Joan Antoni. Y ahora, dinos, ¿qué quieres contar con la fotografía?

     No sé si quiero contar nada, lo único que quiero es mi propia satisfacción. Es una forma de mirar, como hacer fotos sin máquina. Antes de hacer la foto, tus ojos, tu mirada ya la han hecho. El clic, incluso, lo puedes simular con el ojo, con un guiño. No pretendo enseñar nada a nadie. Tan solo se trata de estética personal. A mí me puede la composición. Tampoco voy a hacer fotos del tercer mundo en las que te recreas en la miseria o en el mal vivir de otras personas con tal de sacar una gran foto, aunque sea una foto-denuncia, en la actualidad, tan necesarias. Así que yo miro a través del objetivo y aquello que me gusta a nivel composición, hago “clic” y me lo llevo a casa. Soy como un cazador que dispara sin hacer sangre.


JOAN ANTONI VICENT 2

El pavelló de Mies van der Rohe

     Forma parte del trabajo “Barcelona silencis”. El pavellón se construyó en 1929 con ocasión de la Exposición Universal de Barcelona en Montjuïc y muestra el estilo de este gran arquitecto, las líneas y los ángulos. La fotografía es un reflejo perfecto a través del cristal.


Inicialmente mis fotos eran familiares, de la hija de un amigo que un día la ves enmarcada en su casa, para algún concurso fotográfico en la empresa. Fotos costumbristas en los veranos en la Vilavella, etc…En el caso del pintor Ripollés, “Ripo”, como es muy fotogénico, lo tengo fotografiado, prácticamente desde que apareció por Castellón en los años 80. En otros casos, como es el de “Barcelona silencis”, me impuse mi propio trabajo y fotografié la Barcelona habitual a horas no habituales, captar el silencio de la ciudad. Ese fue un buen tema para mí. Fui cogiendo el aire de Barcelona con una mirada diferente a la típica postal de reclamo turístico. Un segundo libro fue “La Vilavella, Roda el temps”, un año natural, dedicado a la Vilavella, al costumbrismo del pueblo, desde fiestas, comuniones, personas, gente mayor sentada en verano a la puerta de casa. Un salto en mis fotos fue exponer en el IVAM. “Valencia del tranvía”, con textos de mi hermano y fotografías de la Valencia de los años 50. Actualmente, y desde hace un par de años, una selección de estas fotos están expuestas en Las Corts valencianas. Y luego, el trabajo encargado fue “Viatge pel meu país”. Soy feliz con una cámara en la mano si tengo un proyecto. Hoy en día, con un poco de sensibilidad que tengas, puedes hacer buenas fotos y casi todo el mundo sabe hacerlas, más o menos, pero lo importante es tener un tema. Si tienes un tema, el tema tira de ti. Ahora tengo otro delante. He acabado uno sobre los músicos de mi pueblo, que ha sido una experiencia interesantísima, y ahora voy a empezar otro, que son paisajes de La Plana, de La Plana Alta y La Plana Baixa.

     Defínete como fotógrafo.

     No sé si al cien por cien, pero yo diría que soy autodidacta. He asistido a algún cursillo, pero no he conocido la “cocina” de la fotografía, que es meterse en un cuarto oscuro. Tengo muchísimos libros de fotografía, de grandes fotógrafos como Cartier BressonCatalà-RocaMiserachs, esa foto costumbrista, bien compuesta, en blanco y negro. Un consejo que me dio Dimas, el hijo de Ramón Dimas, quién hizo las fotos del libro de Joan Fuster, “El País Valenciano”, y que yo, ahora, casualmente, he hecho las fotos con Joan Garí, de “Viatge pel meu país”, 50 años después del de Fuster. Pues, su hijo tenía una tienda de fotografía, Foto Dimas, y el día que le llevé unas fotos a ampliar para un pequeño concurso, vio una de ellas, un retrato en color, y me dijo que esa foto sería la ganadora. No sé si lo dijo por querer ganar un cliente o por qué, pero acertó. Entonces me dijo: “Una buena foto tiene que tener tres cosas: el tema, buena composición y que técnicamente esté bien resuelta”. Y así es. A mí lo que me puede es la estética, no puedo evitar componer bien una foto y ahora con más facilidad cuando la edito. Por deformación profesional, por estudios, la geometría la tengo dentro de mi cabeza, entonces, las fugas hacia los ángulos, los paralelismos y con el gran angular y un poco, pero poco de Photoshop, no las manipulo para conseguir cosas raras. Quizás el resultado es demasiado esteticista, pero igual que un niño se duerme con una melodía y se despierta con un ruido, porque su cerebro lo avisa; en fotografía, el cerebro agradece una buena composición.


JOAN ANTONI VICENT 4

 Els pelegrins de les Useres

Peregrinación desde Les Useres hasta Sant Joan de Penyagolosa. Es una tradición medieval. 30 km de recorrido en que los peregrinos caminan de ermita en ermita para pedir agua.


     ¿Blanco y negro o color?

     Para mí, indudablemente, blanco y negro, porque está más cerca de la esencia de las cosas. Las cosas tienen color, por eso no hay que despreciarlo. Pero, el blanco y negro dura más en la memoria. Tú haces una foto de un árbol en color, puede que sea muy buena pero solo representa a ese árbol. Pero si esa foto la haces en blanco y negro, representa a todos los árboles, debido a la abstracción del blanco y negro. Es más puro y está más cerca de la esencia. El color añade información, pero al cerebro lo que más le llama la atención es el color y si hay muchos rojos y amarillos, eso es lo que la retina más retiene. El amarillo y el rojo se ven mucho más que los azules. Con eso te quiero decir que si tienes la foto de un señor con una mirada maravillosa, pero con una chaqueta roja, la información se va hacia el color rojo y no, hacia la esencia que es la cara, los ojos, la expresión de las arrugas. Por eso, el blanco y negro para mí es imbatible. Sin embargo, en mi reportaje -casi inédito- de las medinas de Marruecos es en color, porque allí el color es algo muy exótico. Aunque si las mejores de esa colección las pasara a blanco y negro, creo que ganarían.


JOAN ANTONI VICENT 12

El Tribunal de les aigües

      Forma parte de la exposición “La Valencia del tranvía”. El motivo, el Tribunal de les Aigües. Una vez acabada la representación, me quedo con la majestuosidad de la puerta de la catedral, el Micalet al fondo, miembros del tribunal y la sobrina de uno de ellos. Contraste e insinuación plasmado en una fotografía.


   ¿Retratista, paisajista o…?

     Un poco de todo. Empecé haciendo retratos de familiares, amigos… Vi que se me daba bien, pero yo siempre digo que el éxito de un buen retrato es del fotógrafo y de la persona retratada, que pone mucho de su parte y es su fotogenia. Lo mismo ocurre con el paisaje, el resultado es compartido. Después del retrato continué hacia el paisaje urbano, me inicié en Barcelona, donde vivía, “Barcelona silencis”. Aunque también hice retratos de la gente mayor de mi pueblo, “A cavall del segle XX”, tomando el fresco a la puerta de casa en esa época en que no había tantas televisión. No soy especialista en nada, pero tengo ojo para cualquier cosa.


Tranvia-a-la-Malvarrosa

Tramvia a la Malva-rosa I

     Síntesis del mar, el tranvía, Marisa, la niña… Uno de los iconos de la película.


   ¿Cuál ha sido tu relación con el cine?

El rodaje de Tramvia a la Malva-rosa coincidió con una gran época, la de mi jubilación. Hablé con mi hermano, Manuel Vicent y con García Sánchez, el director, que vino a la Vilavella buscando exteriores, lo conocí y eso me permitió entrar en un mundo que para mí es una tramoya insólita. Pude conocer el cine por detrás, la trampa o el truco, actores y figurantes vestidos al estilo de los años cincuenta hablando por el móvil, y eso me permitió hacer fotos divertidas no del rodaje, sino desde fuera. Hice muchísimas fotografías en diapositivas en color. Así que Tranvia a la Malva-rosa fue mi única experiencia en el cine, pero fue intensa y magnífica.


TM056

 Tramvia a la Malva-rosa II

     Últimos días de rodaje de la película, la síntesis, con toda la tramoya cinematográfica, gente vestida de particular, gente vestida de época envueltos en la luz del mes de enero en tierras valencianas.


     ¿Cómo son tus ojos de mirar y por qué?

Mis ojos son lo dicho anteriormente, se pueden hacer fotografías sin máquina. No es que vaya por la calle componiendo fotos, pero me doy cuenta de la luz, de que podría salir una foto cojonuda, etc. Se podría decir que tengo una mirada fotográfica y bastante entrenada, siempre, componiendo, con ojos de composición.


Si te ha interesado esta entrada, quizás te gusten estas otras entrevistas:

Mercado Central de Valencia

MERCADO CENTRAL VALENCIA 1

       El Mercado Central de Valencia es uno de los centros de interés turístico más importantes de Valencia. Pero no sólo eso. Se trata, sin duda, de uno de los centros neurálgicos en la actividad diaria de la ciudad.

SI PREFIERES LA ENTRADA EN VALENCIANO, PINCHA AQUÍ.

       Os propongo, a modo de juego, que imaginéis qué sitio de Valencia escogeríais visitar si sólo tuvieseis una hora para hacerlo. ¿Ya? En Valencia hay mucho para escoger. Algunos estaréis pensando en las Torres de Serranos, en la Playa de La Malvarrosa, en el cauce del río Turia, la Plaza de la Virgen, el casco antiguo, la Plaza Redonda, La Lonja y muchos más sitios.MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 2       Valencia es una ciudad acogedora que se deja conocer paseando, sin prisas, con ojos de mirar tranquilos.Mercat Central de Valencia 3        Si fuera yo el que escogiera un lugar entre todos los posibles lo tendría clarísimo: el Mercado Central de Valencia.

MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 4       La arquitectura modernista es un regalo para los ojos y todos los sentidos. El ambiente que se genera en su interior es muy especial. La luz tamizada por sus vidrieras, los anchos pasillos, la imponente altura, la perfección de su estructura nos dan la sensación de estar en un lugar importante, un templo de mercaderes gastronómicos, una gran nave espacial más allá del tiempo y el espacio.MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 5       El Mercado Central de Valencia ofrece al visitante una inmejorable oferta gastronómica, puede que la mejor de la ciudad. MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 6MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 7       Pero también es un espacio utilizado para actividades lúdicas y culturales. Hace poco, sin ir más lejos, me encontré con el gran actor Francesc Anyó recitando versos de Vicent Andrés Estellés entre sus paradas, para sorpresa y regocijo de propios y extraños.

Res no m’agrada tant
com enramar-me d’oli cru
el pimentó torrat, tallat en tires.

Cante, llavors, distret, raone amb l’oli cru,

amb els productes de la terra…

Mercat Central de Valencia 8

       Pero lo mejor es comprobarlo por uno mismo. Dejar que los pasos se desvíen hacia este lugar de vez en cuando es como tomar vitaminas para los ojos, caricias para los sentidos y energía para la mente.MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 9

Algunas direcciones de interés:

Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Mercado_Central_de_Valencia

El Mercado Central de Valencia desde el aire: https://www.youtube.com/watch?v=O_JgPxy4oQs

La web propia del Mercado Central de Valencia: https://www.mercadocentralvalencia.es/

 

Mercat Central de València

Mercat Central de Valencia

       El Mercat Central és un dels centres d’interés turístic més importants de València. Però, no és tan sols això. Es tracta, sens dubte, d’un dels centres neuràlgics en l’activitat diària de la ciutat.

SI PREFEREIXES L’ENTRADA EN CASTELLÀ, PUNXA ACÍ

      Us propose, a mode de joc, que imagineu quin lloc de València visitaríeu si solament tinguéreu una hora per fer-ho. Ja? A València hi ha molt on triar. Alguns estareu pensant en les Torres de Serrans, en la platja de la Malva-roda, en el llit del riu Túria, en la Plaça de la Mare de Déu, en el centre històric, en la Plaça Redona, en la Llotja o en molts més llocs.
MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 2       València és una ciutat acollidora que es deixa conéixer passejant-la, sense presses, amb ulls de mirar tranquils.Mercat Central de Valencia 3        Si fóra jo qui triara un lloc entre tots els possibles, ho tindria molt clar: el Mercat Central de València.

MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 4       L’arquitectura modernista és un regal per a la vista i per a tots els sentits. L’ambient que es genera al seu interior és molt especial. La llum tamisada per les seues vidrieres, els amples corredors, l’altura imponent, la perfecció de la seua estructura ens fa la sensació d’estar en un lloc important, un temple de mercaders gastronòmics, una gran nau espacial més enllà del temps i de l’espai.
MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 5       El Mercat Central de València ofereix al visitant una oferta gastronòmica immillorable, potser, la millor de la ciutat.MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 6MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 7       Però, també és un espai utilitzat per a activitats lúdiques i culturals. Fa poc de temps, em vaig trobar el gran actor Francesc Anyó que recitava versos de Vicent Andrés Estellés entre les seues parades, per a sorpresa i gaudi de tothom.

Res no m’agrada tant
com enramar-me d’oli cru
el pimentó torrat, tallat en tires.

Cante, llavors, distret, raone amb l’oli cru,

amb els productes de la terra…

Mercat Central de Valencia 8       Però, el millor és comprovar-ho per un mateix. Deixar que els passos es desvien cap aquest lloc, de tant en tant, és com prendre vitamines per als ulls, deixar-se acaronar els sentits; energia per a la ment.MERCADO CENTRAL DE VALENCIA 9

Algunes adreces d’interés:

Viquipèdia: https://ca.wikipedia.org/wiki/Mercat_Central_(Val%C3%A8ncia)

El Mercat Central de València des de l’aire: https://www.youtube.com/watch?v=O_JgPxy4oQs

La web del Mercat Central de València: https://www.mercadocentralvalencia.es/

 

Un diumenge qualsevol

diumenge qualsevol 1      Un diumenge qualsevol

    Un diumenge qualsevol m’alce i ha eixit el sol, fa bon oratge i decidisc anar-me’n a passejar la ciutat. Relaxadament. Fruint del dia i del moment. Tranquil·lament… Tranquil·lament?

     De sobte, em trobe un rebombori de gent abillada amb banderoles, pancartes, megàfons, globus, música, xiulets…

diumenge qualsevol 2diumenge qualsevol 3

     Ara que ho pense… Diumenge, 1 de maig, la festa del Treball.diumenge qualsevol 4

     Hui és eixe dia de l’any en què els sindicats ixen al carrer, com les andes dels sants que només ixen en processó el dia de la festa major i la resta de l’any romanen en silenci a l’interior dels seus temples.

diumenge qualsevol 4

Batucada jove

diumenge qualsevol 6

Una gran republicana

     Deixe enrere la manifestació i continue la meua passejada, travesse l’albereda i arribe als jardins de Vivers, a la Fira del Llibre, enguany, la 51a edició.diumenge qualsevol 7

     L’ambient festiu és molt diferent de l’anterior, tot i que hi ha un cert paral·lelisme: els llibres ixen de les llibreries, de les seues prestatgeries i s’exposen a l’aire lliure en la seua festa anual.

     L’ambient és espectacular i la programació, també. Hi ha entrevistes, animacions infantils, contacontes, autors que signen els seus llibres en estands diferents, concerts…

diumenge qualsevol 13

Núria Cadenes, “Tota la veritat”, a la caseta de Tres i Quatre

    Dins l’exposició “Refugi il·lustrat” actuen Borja Penalba i Mireia Vives, que interpreten temes de “L’amor fora del mapa” de Roc Casagran i l’editorial Sembra llibres.diumenge qualsevol 14diumenge qualsevol 15

     I a l’exterior, sonen les notes de “La masereta” i moltes cançonetes més de Dani Miquel en el concert “Per molts anys!”.

diumenge qualsevol 10

     De tornada, encara em topete, de nou, amb un grup de manifestants que, separats de la resta, fan els seus propis parlaments.diumenge qualsevol 11

    Mira, al remat no ha sigut un diumenge qualsevol. Tampoc massa tranquil, sinó diferent. Ha estat molt mogut, acolorit i profitós. He gaudit del bon oratge, de la festa i la cultura.

   I per acabar d’arredonir aquest primer de maig, també Dia de la Mare, dinarot a l’Albufera. Mare meua!diumenge qualsevol 12

Jordi Pla, herramienta fotográfica

herramienta fotográfica 1      Jordi Pla, herramienta fotográfica

      Para entender la figura de Jordi Pla en el mundo de la fotografía es fundamental saber que el teatro valenciano le debe su visión apasionada, su mirada crítica y, por lo tanto, la imagen que de él nos hacemos muchos de los espectadores que hemos sido cautivados por las fotos de sus carteles y sus reportajes. Jordi Pla es la herramienta fotográfica del teatro valenciano, y en esa relación ha surgido una manera especial de entender los espectáculos, de presentar las producciones. Jordi entiende el Mundo a través de su cámara y nos lo presenta sugerente, fantástico y bello.

     Nombre completo, fecha de nacimiento y lugar

    Me llamo Jordi Pla Mellado, nací el 12 de enero de 1964 en Valencia. Actualmente también resido aquí.

     ¿Quién es Jordi Pla, en realidad?

    Jordi Pla es un personaje de ficción que ha ido creando la gente de la profesión teatral valenciana. Ni si quiera soy Jordi. En mi DNI pone Jorge Pla. El auténtico es Jorge. Jordi es un personaje que da imagen de mucha seguridad, profesionalidad, aunque es muy poco seguro de sí mismo y Jorge es un “mindunguis”.


herramienta fotográfica 2

Yolanda: Retrato. Primer plano. La persona es tan importante como el entorno. He sabido integrar la figura humana con la naturaleza.


     ¿Qué significa para ti la fotografía, Jordi?

     La fotografía es la herramienta que yo elegí de jovencito para poder entender el mundo. Sobre todo, la fotografía de teatro. No entendía qué pasaba con el amor, los celos, la envidia, la amistad…, se me iba de las manos. Y el teatro me ayudó a entenderlo. Fotografiaba un Shakespeare y entendía qué eran los celos, fotografiaba un Pinter y entendía lo que era la rabia. Así, poco a poco, entendí el mundo desde la ficción.


UN HOMBRE, OTRO HOMBRE

Un hombre, otro hombre: Foto de Paco Zarzoso, actor y autor teatral valenciano de una obra titulada “Un hombre, otro hombre”, de la cual surgió la compañía de teatro Hongaresa teatre y con la que he trabajado 20 años seguidos.


     ¿Y qué quieres contar con la fotografía?

    No quiero contar nada realmente, yo trabajo por encargo. Quiero otorgar belleza, para mí eso es un deber. En un mundo bastante feote, la belleza es una especie de tabla de salvación. No me conformo con que las fotos se vean bien, sino que estéticamente sean contundentes. Para mí, eso es lo más importante.


herramienta fotográfica 4

Peter Pan: Fotografía de danza que representa muy bien mi forma de trabajar. Trabajo encima del escenario y utilizo mucho el gran angular. Esta foto en concreto está hecha con un 28 mm y yo agachado, casi a la altura de la chica que está en el suelo, con lo cual haces que el personaje que vuela, vuele mucho más.


Defínete como fotógrafo

Como fotógrafo soy superdisciplinado. Toda la disciplina que no tengo en la vida cotidiana -aunque hay personas que digan lo contrario- la tengo en la fotografía. Soy pulcro, cumplidor, puntual, exigente conmigo mismo… Digamos que soy el personaje. En fotografía soy Jordi Pla; en la vida real, Jorge.


herramienta fotográfica 5

L’altre: Representa una de mis mejores épocas en el teatro valenciano, los años que trabajé en Moma Teatre, en donde aprendí muchísimo con Carles Alfaro, una persona muy exigente, de las que te llevan al límite. Representa mi forma de trabajar, me gusta trabajar cinematográficamente, jugar con un primer plano enfocado y con un segundo plano desenfocado en el que tengas que intuir qué está pasando. El juego del enfoque y del desenfoque representa todo un misterio.


      ¿Blanco y negro o color?

      Empecé defendiendo el blanco y negro a muerte y luego descrubrí el color. Hoy en día, aunque la realidad me lleve, a veces, al blanco y negro, utilizo mucho más el color.

     ¿Retratista, paisajista o …?

     Como paisajista soy lo peor, lo que se dice negado. La naturaleza se me da muy mal. Yo me considero, ante todo, retratista. Aunque, curiosamente, me gusta hacer bodegones, también.


herramienta fotográfica 6

Iris: Esta foto supuso mi despegue como fotógrafo profesional. Tenía veintipocos años y me presenté en el Festival Danza Valencia en 1992. Me dieron el carné de prensa, me dijeron que no me iban a pagar, que si les gustaban las fotos me las comprarían y me las compraron todas. A partir de ahí, mi nombre empezó a sonar y un año después estaba trabajando con casi todas las compañías de teatro de Valencia.


     ¿Cuál ha sido tu relación con el teatro valenciano?

    Yo llegué al teatro valenciano porque me gustaba una chica que era bailarina. (Ríe). Entonces empecé a ir al Principal a ver espectáculos de danza y descubrí a los Momix Dance de Nueva York que me fliparon y a partir de ahí me enganchó y empecé a ver no solo danza, sino también, teatro desde los 17 o 18 años. Y luego tuve la inmensa suerte de que Pedro Pablo Hernández, fotógrafo del teatro valenciano oficial, que falleció hace poco y del cual aprendí muchísimo, necesitaba un ayudante y le hablaron de mí. Más tarde, Pedro dejó la profesión, porque montó una empresa y empezaron a llamarme a mí, su ayudante. Por tanto, puedo decir que ha sido todo un tanto azaroso. No lo busqué, el azar o el teatro me encontró. Fui muy afortunado.


herramienta fotográfica 7

India: Esta foto está hecha dentro de una chabola de barro con una luz que entra por un ventanuco que hay a la derecha de la niña y por otro que hay detrás de ella. La luz era mínima. Es una foto que, probablemente, esté tirada a 1/15 o a 1/8 o algo así, con un pulso al límite, apoyado sobre la pared de barro y pidiendo que esa niña no dejara de mirar dentro del objetivo. El tono rojizo lo da la piel de la niña, pero también, el rebote de la luz en las paredes de barro. Técnicamente es una foto difícil de conseguir, por lo que me siento muy orgulloso del resultado. El foco está en los ojos y la punta de la nariz y el velo de detrás ya está desenfocado. El foco aquí puede tener milímetros. Con esos dos ojos que son como espejos y en sus pupilas me veo yo reflejado.


    Háblame de tu aventura como dramaturgo.

   Como escritor, he disfrutado como un cerdo revolcado en lodo, porque me gusta estar solo, soy una persona, básicamente, solitaria, a mí escribir no me cuesta. Un día, hablando con Paco Zarzoso, me pregunta: – ¿Cuánto te ha costado escribir “Hecatombe”? Y le contesté: – Quince días. Y me respondió: – Joder, qué cabrón, a mí me cuesta de media seis meses.

Hecatombe-cartelPara mí es fácil escribir, porque me es fácil la soledad y escribir es un ejercicio de soledad. Luego, el proceso de poner en escena es mucho más complicado, hay que llegar a acuerdos en equipo y a mí eso me cuesta. Yo quería dirigir “Hecatombe”, pero a los pocos días me di cuenta de que era incapaz de hacerlo, se me iba de las manos. Al final, fue una dirección colectiva con los actores. Repetiré como escritor, como director, lo dudo. Tampoco como productor, aunque ahora mismo, tengo dos obras más escritas.

      ¿Fotografía analógica o digital?

     Pues, mira, de cabeza, fotografía digital. La fotografía digital ha cambiado la vida de los fotógrafos para bien y para mal. Me explico. Para bien, por su calidad y resolución, porque ganas mucho en tiempo. A mí, un revelado en blanco y negro de 40 fotos me costaba una semana y ahora, con la tecnología digital lo hago en una tarde. Ganar tiempo para mí es un valor a tener en cuenta. Lo malo, que todo el mundo es fotógrafo hoy en día. El Iphone, por ejemplo, hace unas fotos acojonantes. Yo siempre digo: ¿Queréis saber por qué hoy todo el mundo es fotógrafo? Pues, mirad el tiempo metereológico en el telediario: “Nos mandan una foto de Burgos…” ¡Y resulta que Pepe Perez ha hecho una foto de portada del Nathional Geographic! Y ese Pepe Perez es un camionero que pasaba por el puerto de Pajares y tenía un Iphone. Ya no hace falta el fotógrafo, el profesional de la fotografía, porque la tecnología es muy inteligente y ya nos ha superado. Así que con un poquito de mirada acertada lo tienes. El papel del fotógrafo con su chaleco, con bolsillitos, los filtros y todo el fandango ya queda como de otro planeta, esto es historia. Esa es la parte negativa. La parte positiva, pues que el tiempo, la calidad, el disfrute, las posibilidades que te da el Photoshop -que hoy en día es lo que antes era el laboratorio, porque antes también tratábamos las fotos y quitábamos sombritas y arruguitas, pero de forma artesanal, que nadie se engañe.


herramienta fotográfica 8

Hoja seca núm. 7: Forma parte de una colección inmensa de flores y hojas secas. Una enfermedad me obligó a no salir de casa en un año y eso me condujo a fotografiar bodegones. Así descubrí que las hojas que caían de las plantas tenían vida propia y empecé a jugar con la luz natural que entraba por la ventana.


     ¿Cómo son tus ojos de mirar, Jordi?

   Mis ojos de mirar son honestos. Me considero una persona muy honesta, sinceramente, y eso me ha acarreado algunas dificultades con algunas personas; ya que la honestidad no siempre está muy bien valorada.

Gracias por la entrevista, Jordi. Desde Los ojos de mirar seguiremos admirando tus fotografías siempre.