Foodpairing: sólo para chefs 2.0


PORTADA-DEFFoodpairing: Una herramienta para chefs 2.0

“Dulce pera muy limonera busca pareja con el único objetivo de provocar el máximo placer componiendo el plato perfecto”

Este podría muy bien ser el anuncio de una pera en busca de aquel otro elemento con el que armonizar en el plato, si las peras pudieran escribir, claro, y darse de alta en páginas de esas de encontrar pareja. Como ellas no pueden, alguien tenía que hacerlo por el bien de la humanidad. Y de las peras.

¿Cómo identificar qué alimentos pueden ir bien juntos? De la misma manera que las páginas de internet que, recogiendo nuestras características, gustos y preferencias, crean algoritmos que prometen encontrarnos la pareja más afin, una nueva herramienta online pensada para chefs, bartenders y foodies, nos permite hacer combinaciones insospechadas de sabores, garantizando el éxito. El método combina alimentos en función de sus compuestos aromáticos y permite hacer parejas -o tríos, cuartetos y más- de combinaciones que tienen varios componentes de sabor en común. Se trata de un método científico que identifica qué alimentos o bebidas funcionan bien juntos.

Foodpairing1

Partiendo del modo en que los humanos percibimos los sabores, Foodpairing (así se llama el método) parte de un trabajo de investigación científica para determinar los perfiles aromáticos de los diversos ingredientes.

Foodpairing2

Las mismas técnicas científicas de la investigación han servido a los ingenieros de Foodpairing para crear algoritmos que calculan el grado de compatibilidad de los distintos elementos analizados, dejando a un lado condicionantes culturales y otro tipo de restricciones personales. El resultado, combinaciones totalmente inusuales y sorprendentes, como alcachofas en un postre, una bearnesa de chocolate blanco para acompañar un asado de carne o una combinación de ajo negro, chocolate y fresas.

Foodparing3

Foodpairing es una página web -de momento no existe una app-, disponible en cinco idiomas -el español es uno de ellos-, que consiste en un site público, en el que se explica el funcionamiento del método y se accede a un blog (http://blog.foodpairing.com/) con recetas, consejos, novedades, monográficos de ingredientes y recomendaciones. Desde aquí también se nos da la opción de registrarnos como usuarios. El registro tiene dos modalidades: gratuita y premium. Esta última modalidad, de pago, da acceso a más de mil ingredientes, infinidad de recetas, perfiles completos de los alimentos y bebidas, filtros según época del año o localización geográfica y un sinfín de ventajas.

La modalidad gratuita, accesible mediante registro, nos permite crear nuestras propias combinaciones y guardarlas y componer nuestro propio cuaderno de recetas. Crear parejas de alimentos es fácil, divertido y sorprendente.

Al seleccionar el ingrediente principal, que será la base de nuestro plato, se despliegan todos los alimentos de la base de datos que son compatibles con el elegido, y aquí empieza la diversión, pues no siempre son los que esperábamos. Un círculo verde nos indica el grado de compatibilidad: cuanto más grande el círculo, mayor la afinidad. Si quisiéramos añadir un tercer ingrediente, la página nos ofrecerá aquellos que son compatibles con los dos que ya hemos seleccionado, y así sucesivamente, de manera que el éxito está garantizando.

Foodpairing4

 

Es una web RWD (Responsive Web Design), es decir, que se adapta al dispositivo que se esté utilizando, de manera que la visualización es siempre óptima desde el ordenador de sobremesa, la tablet o el smartphone, lo que nos permite utilizarla en la cocina mientras vamos calentando el horno o buceamos en nuestro congelador en busca de aquello que tenemos para combinar.

Según podemos leer en su entrada de la Wikipedia, el proyecto nace con Heston Blumenthal, chef del restaurante The Fat Duck, quien, al experimentar con ingredientes salados y chocolate, descubrió que el chocolate y el caviar son una combinación perfecta. Para saber por qué, se puso en contacto François Benzi de Firmenich, la empresa veterana en investigación de aromas y sabores en el mundo, y al comparar el análisis de sabor de los alimentos, se encontraron con que el chocolate negro y el caviar tenían en común varios componentes principales del sabor; en ese momento se declaró una hipótesis que los alimentos diferentes se combinan muy bien juntos, cuando comparten los principales componentes del sabor. A partir de ahí se creó la propuesta de Foodpairing.

Como no podía ser de otra manera, ciertas marcas de alimentos o bebidas, chefs y pasteleros estrella, se han subido rápidamente al carro y han aportado su granito de arena, ofreciendo algunas de sus maravillosas recetas, compuestas a partir de cálculos hechos por los algoritmos de la web.

Mi recomendación es que nos proveamos de una buena funda antisalpicaduras para nuestra tablet y nos propongamos crear la combinación más disparatada que nos ofrezca la máquina, aunque el resultado sea, en apariencia, tan poco atractivo como este: remolacha, bacon, plátanos y Cointreau.

Foodpairing5

Si la ciencia no falla, podemos estar seguros de no equivocarnos. Sacudámonos los prejuicios, la diversión está servida.

5 pensamientos en “Foodpairing: sólo para chefs 2.0

  1. ¡Excelente!. Y puede ser una manera genial de aprovechar los restos de la nevera. Al fín y al cabo, la cocina es química.

  2. Contenta de que os haya gustado. Deberíamos hacer una quedada “foodpairing” lo más loca posible, a ver qué combinación trae cada uno y reírnos y disfrutar un rato. Es una propuesta en firme.

  3. ¡Cuidado, Teresa! Las propuestas en firme las carga el diablo…

  4. Curioso y divertido el Foodpairing, aunque la combinación que propones al final , a modo de ejemplo, no creo que la pruebe jeje….; Por alla los 80, un amigo se hacia bocadillos de nocilla con gamba salada , miraré si era una buena combinación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.