Rafa Marco, documentalismo fotográfico

documentalismo fotográficoRafa Marco, documentalismo fotográfico. Rafa es la mirada fotográfica afilada que nos muestra la realidad con matices únicos. Documentalismo fotográfico es una etiqueta que le viene bien, ajustada a derecho. Su escenario favorito es la calle, los espacios abiertos por donde transitan las personas, los acontecimientos, los pasos, las carreras, las miradas. Hay en su forma de hacer rasgos de exquisito mirador, de noble y buen caballero, de reflexión espontánea.

      Nombre completo, fecha de nacimiento, lugar.

       Rafael Marco Carda, nacido en Vila-real el mismo día de la toma del Palacio de Invierno por los bolcheviques rusos pero en el año 1966, el 7 de noviembre. Recuerdo como mis aniversarios coincidían con el desfile de la Plaza Roja.

      Lugar de residencia actual.

          Valencia, Russafa, claro.

      ¿Quién es Rafa Marco en realidad?

          Soy abogado laboralista, es decir, asesoro y reclamo derechos de los trabajadores en los tribunales, aunque ya no sirva de casi nada.


documentalismo gráfico 1

Fotografía de Rafa Marco

Esta FOTO está hecha en la Playa del Saler de Valencia, en donde embarrancaron dos barcos en el año 2012. Fue un acontecimiento fotografiado por todo el mundo, de hecho era difícil poder hacerlo sin que saliera la multitud en la playa. Tuve la suerte de haber acudido el mismo día del accidente, cuando todavía no había mucho publico. Si la imagen me gusta es porque juega con la imaginación, parece como si el niño estuviese balanceando el barco del fondo, como si lo tuviese atado con una cuerda y lo moviese, de hecho la inclinación de ambos es casi la misma. Es una imagen casi surrealista, pero en realidad fue un mal sueño sobre todo para el ecosistema de este parque


      ¿Qué significa para ti la fotografía?

          La fotografía es, en primer lugar, un mero soporte al que se le pueden dar muchos usos: informativo, comercial, artístico, etc. Pero posee una fuerza visual que lo diferencia de otros medios, tiene una carga de veracidad y convicción que, para el documentalismo fotográfico, es muy útil. Soy un admirador del movimiento de la fotografía obrera de los años 30 en Alemania y la Unión Soviética (gracias a la labor difusora de Jorge Ribalta, comisario de dos exposiciones magníficas en el Reina Sofia); no tanto por su estética, sino por su filosofía del uso de la imagen fotográfica por y para la clase obrera, así como la articulación del reportaje como relato en las revistas de la época.

          La fotografía como medio al servicio de una causa, con provocación emotiva e identitaria. No me interesa el relato informativo independiente y objetivo, que resulta necesario pero que otros ya realizan, busco los aspectos de los hechos que nos provocan no solo una reflexión, sino también una empatía. Para mi el hecho fotográfico se ha convertido en un medio de acercarme a la realidad, conocerla, apropiarme de ella y reinterpretarla. Aproximarme a una realidad humana, con vocación de trascendencia más allá de la anécdota y con un claro sentido difusor, visualizador y multiplicador. La realidad es muy rica y vale la pena prestarle la atención. Por desgracia, nuestra mirada tiende al acomodo y no ve.


documentalismo gráfico 1

Fotografía de Rafa Marco

El orgullo gay en Valencia. Me encantó la naturalidad con la que las dos chicas actuaban, sin complejos, provocativamente. De hecho era perfecta la combinación del beso que da una de ellas y la mirada retadora de la otra, que implica al observador, todo ello en el momento en que este colectivo consiguió una de las pocas revoluciones que se puede decir que han triunfado en este país. aquí el blanco y negro juega un papel fundamental dando serenidad a la imagen.


“Para mi el hecho fotográfico se ha convertido en un medio de acercarme a la realidad, conocerla, apropiarme de ella y reinterpretarla.”

           Me interesa encontrar aquel punto de vista que provoque la atención del observador utilizando recursos que no les dejen indiferentes, como la belleza de las formas, la composición, etc. Para mí la fotografía y, en general el arte, no debe buscar la belleza por si misma. La belleza se justifica si está al servicio de algo más, es un primer paso para atraparnos y llevarnos más allá, es solo un recurso como lo puede ser la fealdad, lo sublime, etc. Es eterno y estéril el debate si la fotografía es un arte. Entre las definiciones que se han dado del arte que más me han gustado es la de aquello que nos da una plenitud. El arte es aquello que nos da esa experiencia. Busco para mí esa sensación cuando voy con la cámara.


documentalismo gráfico 1

Fotografía de Rafa Marco

Esta imagen corresponde a la huelga general del 2012. Los antidisturbios protegían la sede del Banco de España en el centro de Valencia de los piquetes que circulaban por la ciudad. Es una muestra de la fuerza del blanco y negro. Parte de su contundencia creo que nace de los recuerdos a los que nos remite: la policía franquista, fotografías que todos vimos de la dictadura de Pinochet… Fue un momento en el que empezaron a ganar fuerza los movimientos sociales en las calles y sorprendió a la gente joven la brutalidad con la que actuaba la policía, como la represión que sufrieron los estudiantes del Instituto del Lluís Vives de Valencia. Muchos de ellos cambiaron la concepción que tenían de esos cuerpos de seguridad. Creo que la foto recrea esa imagen de la amenaza que desde entonces vio mucha gente.


      ¿Qué quieres contar con ella? ¿Puro documentalismo fotográfico?

          La vida que nos rodea, el día a día, lo cotidiano, lo emotivo. La sociedad está en constante cambio, pero es difícil verlo. Durante los años 20 y 30 del siglo pasado la fotografía fue un elemento esencial que se utilizó para documentar a la nueva clase proletaria. En los sesenta se la usó para dotar de su propio lenguaje comunicativo a los movimientos que surgían en ese momento, como el pacifismo, feminismo, ecologismo, etc., distinto al que se difundía en las revistas ilustradas de la época. En la actualidad están habiendo transformaciones sociales profundas por las que surgen nuevas dinámicas que, entre otros muchos aspectos, se muestran en las calles. Es un reto que estos colectivos también dirijan y construyan su propia identidad desde sus postulados y no que se les quiere representar desde los medios tradicionales. Para ello la fotografía puede ser otra oportunidad para documentar y dar personalidad propia a esta parte emergente y así contrarrestar la visión oficial de radicalidad, marginación y violencia que se trata de dar.

          A diferencia de lo que sucedía en los años 30 con la Photo League americana, o la Arbeiter-Illustrierte-Zeitung o AIZ (“El Periódico Ilustrado de los Trabajadores”), internet y las redes sociales son un aliado perfecto de la fotografía para contribuir a esa labor. Me gustaría que mi trabajo fuera en esa dirección, contribuir modestamente a ser testimonio de la calle. Es difícil encontrar un lenguaje fotográfico novedoso, honesto y atractivo al mismo tiempo. No me interesan los trabajos conceptuales en los que prima la idea sobre la experiencia de la realidad, me parecen, en la mayoría de los casos, artificiosos y al servicio del ego del artista.

      Defínete como fotógrafo.

          Por respeto a tantos buenos fotógrafos no me atrevo a etiquetarme como tal, más bien uso la cámara para satisfacer mi curiosidad, pero con un esfuerzo adicional por buscar y aportar algo nuevo desde la tradición del documentalismo fotográfico. A veces creo que solo aspiro a imitar a Cartier-Bresson; Robert Doisneau; Eugène Atget; André Kertész; Elliot Erwit; Helen Levitt o Mary Ellen Mark.

      ¿Blanco y negro o color?

          El blanco y negro. No me encuentro cómodo con el color, me resulta inexpresivo y confuso. En el B/N encuentro lineas, formas, composición. El color, como dijo Lecorbusier, es vulgar, es para los comerciantes. Ademas, no sé si por la tradición de la fotografía periodística, tiene un aire de verosimilitud, de credibilidad, parece más honesta.

      ¿Retratista, paisajista o…?

          No es que tenga vocación retratista pero, como me interesan sobre todo las personas, ocupan casi siempre un papel central en la fotos. Me atrae mucho conectar al retratado con el observador procurando que aquel mire la cámara, esta conexión aproxima al espectador y lo implica, hace mucho más efectiva la imagen y su propósito. El problema del retrato es encontrar una composición que no sea reiterativa.


documentalismo grafico 1

Foto de Rafa Marco

Esta toma fue realizada en el año 2011 en Berlín y es un ejemplo de que el ojo ve más que nuestra mirada. En este caso realicé la foto instintivamente a este personaje que estaba en una terraza exterior de un bar. Solo al editarla me di cuenta de la imagen en el periódico que me miraba fijamente mientras parecía arrastrar al lector hacia su interior, además de otros detalles como la estética de cabaret de la chica o el trozo de la Puerta de Brandenburgo, un póster que se ve al fondo.


      ¿Cuál es tu técnica?

          No busco una cámara que haga “buenas fotos”, sino que tenga una amplitud suficiente para poder trabajar con comodidad, que te permita usar una sensibilidad alta sin provocar ruido en las imágenes y que su rango dinámico sea también generoso. Uso una cámara digital reflex de formato completo, actualmente la Canon 6D. Mi objetivo preferido es un 50 mm 1.8, que es el que más se asemeja al punto de vista del ojo humano. Disparo en formato RAW y con prioridad a la apertura, de forma que ajusto el diafragma en relación con la velocidad y la sensibilidad.

          No llevo equipo a la espalda, solo la cámara en la mano, no colgando; un objetivo y alguna tarjeta por si acaso. Me fijo en la luz de la escena, su calidad, orientación, etc., tomo posición y procuro acercarme bastante al objeto buscando un punto de vista diferente al que normalmente se adoptaría. Intento no preparar demasiado mentalmente la toma y dejarme llevar por la intuición de la vista, que el ojo busque aquello que le sorprende. Cartier-Bresson era un gran maestro en ese sentido, el surrealismo en estado puro, poder dominar la razón y dejar fluir la intuición. Hay momentos en los que notas que funciona y las imágenes van surgiendo casi solas, son los mejores momentos, la plenitud. Mucha gente me pregunta si previamente pido permiso para los retratos en la calle y la respuesta es que no, solo cuando estamos prácticamente solos les pregunto. Por lo general casi todo el mundo, después de la sorpresa inicial, no pone ningún problema.

      ¿Eres consciente de que te has convertido en un cronista audiovisual de los hechos y acontecimientos de la ciudad de Valencia?

         Creo que en Valencia ya hay muchos fotógrafos profesionales que vienen realizando esa labor desde hace mucho más tiempo, como Txema Rodriguez, Germán Caballero o Gabriel Rodríguez, entre otros.


documentalismo gráfico 1

Foto de Rafa Marco

Durante el año 2013 las Orquestas del PALAU DE LES ARTS y del PALAU DE LA MÚSICA de Valencia sufrieron recortes y despidos. Sus componentes convocaron un concierto para protestar en la Plaza de la Virgen. La ocasión fue única. Una niña, que después supe que era la hija de una chelista del Palau de les Arts, se puso a jugar con su violín imitando a los músicos. La oportunidad era perfecta, composición triangular, dinámica, sólida. Las miradas de las niñas te conducían hacia el punto central de la imagen, la música, la cultura. La imagen -para mí- encierra muchos significados, no solo el de la cultura, también el de la transmisión de esta; las nuevas generaciones, el futuro… La expresión de la niña que no toca es un poema, no mira a los músicos pero funciona como espectadora de la otra. Realmente estaba esperando que la otra acabase para que le prestara el violín, pero no lo hizo. Tocó durante todo el concierto.


“No llevo equipo a la espalda, solo la cámara en la mano, no colgando; un objetivo y alguna tarjeta por si acaso. Me fijo en la luz de la escena, su calidad, orientación, etc., tomo posición y procuro acercarme bastante al objeto buscando un punto de vista diferente al que normalmente se adoptaría.”

      ¿Exposiciones, publicaciones…?

          Las exposiciones solo tienen sentido si con ello pretendes vender obra, lo que respeto mucho, pero no es mi caso. Las publicaciones, a mi parecer, solo cobran significado como conservadoras del trabajo de uno, dada la volatilizad de internet. Creo que la mejor forma de difundir la fotografía y darle un sentido son las redes sociales por donde llegan a una gran cantidad de observadores a un nivel inimaginable hasta hace poco y de forma casi instantánea, lo cual también tiene su precio como he dicho: fugacidad, manipulación, apropiación, etc. Suelo distribuir las imágenes entre los colectivos sociales que han participado en ellas para que las usen en sus páginas como crean más conveniente.

      Mi trabajo lo podéis ver en esta pagina. http://marcocarda.wix.com/streetphoto

          En esta página y en tus redes sociales. De las que soy fiel seguidor, Rafa.

Fotografía de portada de Lourdes Olmos.

13 pensamientos en “Rafa Marco, documentalismo fotográfico

  1. Totalmente de acuerdo contigo, Hono. A mí me pasa lo mismo. Hasta que no veo sus fotos de un acontecimiento al que pueda haber acudido, es como que me falta algo para hecerme una idea más exacta de lo sucedido.

  2. Rafa ha sido una de las pocas sorpresas positivas que he encontrado en Facebook. No lo conocia de nada y a través de sus reportajes tengo la sensación de que somos viejos amigos. Sus fotógrafos de referencia coinciden totalmente con los mios. Y él se define perfectamente. ” Intento no preparar demasiado mentalmente la toma y dejarme llevar por la intuición de la vista, que el ojo busque aquello que le sorprende” Lo consigue y lo transmite.

  3. Estimado Paco: tu comentario engrandece la figura de Rafa y la de este blog. Maestro, sabes que tienes este blog a tu total disposición. Un abrazo.

  4. Gracias , Carlos. Los que apoyais y divulgais la fotografia sois merecedores de nuestro reconocimiento . Yo estaré encantado de contribuir cuando quieras. Un abrazo y enhorabuena por el trabajo de Rafa.

  5. Gracias a ti, Paco. Los lectores de Los ojos de mirar serán afortunados con tu próxima entrevista 😀

  6. Hace mucho tiempo, yo diría que casi 20 años pude ver a Rafa por las calles de su pueblo con la cámara en mano, ahora comprendo porqué, absolutamente genial, la fotografía no hay que descuidarla.

  7. Realmente genial, sí. Yo no sé si Rafa es consciente que dentro de muchos, muchos años, sus imágenes servirán para ilustrar los momentos que vivimos hoy en día, no sólo en su aspecto formal sino también en el anímico…

  8. Para los que deseen profundizar un poco mas sobre el documentalismo en la fotografía les recomiendo los siguientes libros que no son difíciles de encontrar:

    El primero de ellos, imprescindible, completo, magnífico es “El estilo documental. De August Sander a Walker Evans 1920 – 1945” de Olivier Lugon (Ediciones de la Universidad de Salamanca).

    Dos recopilaciones de textos relacionados con la fotografía obrera en Alemania y la URSS, así como su desarrollo en los 60, ambos de Jorge Ribalta “Una luz dura” y “Aun no” editados por el Reina Sofia, Impagables. El primero de ellos está agotado.

    Por ultimo recomiendo los ensayos que acompañan a la obra de Helen Levitt en “Lírica Urbana” (Ed. LA FABRICA).

    De todos modos, lo mejor para conocer la fotografía es ver precisamente fotografía, sin intermediarios.

  9. Pingback: Videoclip La neu ni et frega - LOS OJOS DE MIRARLOS OJOS DE MIRAR

  10. Pingback: Joan Antoni Vicent, la mirada que compone - LOS OJOS DE MIRARLOS OJOS DE MIRAR

  11. Pingback: Carrazoni, mirada cristalina - LOS OJOS DE MIRARLOS OJOS DE MIRAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.