Jaime Pujol, lo importante es vivir

lo importante es vivir 1Jaime Pujol, lo importante es vivir

Jaime es una persona con múltiples inquietudes, poliédrico personaje de pasiones diferentes. Es difícil enmarcarlo en una sola actividad, aunque fácil verlo en un ámbito: la creatividad dramática. Acompaña su vida un halo de juventud y energía positiva; uno no sabe qué fue primero, si el Jaime optimista o el positivo Jaime, el joven Jaime o la juventud de Jaime. Será por eso que todo lo que toca o imagina es resultado de ideas limpias, mundos no transitados por nadie antes, espacios propios de reflexión madura pero no contaminada.

Hoy levanto mi copa por ti, Jaime, con el zumo de las naranjas de tu huerto, a tu salud, porque los dos sabemos que lo importante es vivir y disfrutar con lo que hacemos. Y poco más. ¡Y nada menos!

     Nombre completo, fecha de nacimiento, lugar…

    Me llamo Jaime Pujol Reinés, nací el 6 de noviembre de 1961 en Palma de Mallorca. Llegué a Valencia con 18 años y, prácticamente, soy valenciano.

    Hago un inciso sobre mi primer apellido. Lo pronuncio con jota castellana, porque aquí no suena como en Mallorca, no existe esa sonoridad. De hecho, la primera vez que dijeron mi nombre, fue en un organismo oficial, creo que cuando fui a hacerme el pasaporte, y me llamaron Chaume Puchol, con el acento de aquí, l’apitxat. A partir de ahí, preferí decir mi apellido con jota, porque me lo han escrito de todas las maneras, desde Puchol a Puyol, pasando hasta por Puzol (ríe).

     ¿Quién es Jaime, en realidad?

    Jaime ha sido un proceso vital, en realidad. Ha habido muchos “jaimes” en mi vida, pero ahora mismo, me veo una persona sencilla. A partir de un momento determinado de mi vida he llegado al convencimiento de que lo único que realmente me importa es vivir, intentar gozar de las cosas de la vida y no obsesionarme con el trabajo, ni con otras cosas. Yo siempre digo que hace muchísimo tiempo que debería haberme jubilado. Al contrario que mi padre, que cuando le tocó jubilarse dijo: “¡qué pena que no pueda seguir trabajando!”. Hay gente que vive para trabajar. Yo trabajo para vivir. Amo mi trabajo, pero no solo el específico de actor, sino este ámbito que es el de la interpretación, el teatro o el audiovisual, hay un montón de rincones en los que puedo tener cabida.


lo importante es vivir 3

Foto de book de Jaime


    Autor dramático, actor, director, pedagogo teatral…, eres insaciable e incansable, Jaime. Cuéntame cómo te apañas para compaginarlo todo. Y cuál es tu área favorita.

    Si tuviera que elegir una lo tendría complicado. Yo pondría en mi tarjeta de presentación, actor; aunque no es con lo que me siento más identificado. Me apasiona la interpretación, lo que pasa es que el estado de interpretación ideal se produce en muy pocas ocasiones y hay muchos peajes y cuestiones ajenas a lo que es la esencia del actor. Por ello, a veces, me siento mucho más cómodo en la escritura, porque no tienes esos condicionantes, la creatividad está full, a tope. lo importante es vivir 4También tengo que decir que soy bastante perezoso y he encontrado en Diego Braguinsky un entente muy bueno de creatividad donde nos jaleamos y ya hemos escrito juntos bastantes obras últimamente. Me siento cómodo en ese tándem, porque nos damos fuerza el uno al otro. Escribimos “Muerto en el acto” y ahora, en abril, estrenamos “Mecbeth”, en la que le hemos dado la vuelta a “Macbeth”. Es un proyecto que tenía hace tiempo, es un homenaje a la obra desde el otro lado con un humor muy Monthy Phyton, muy divertida.

    La faceta por la que más se te conoce, o la que más popularidad te ha dado ha sido la de actor en televisión. ¿Cómo ha sido tu carrera? ¿Qué momento recuerdas como clave dentro de ella? ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia como actor?


lo importante es vivir 2Foto de “Romeo y Julieta” dirigido por Edward Wilson


   Siempre digo que profesionalmente tengo dos trabajos que considero una catapulta profesional e, incluso, emocional, muy importantes: el “Romeo y Julieta” que hice con Edward Wilson con 23 o 24 años, y que me abrió la puerta a la dirección escénica, porque a posteriori trabajé con él como ayudante de producción. De alguna manera, me hizo madurar como actor. Y luego, como no, mi trabajo en “El comisario”, pero no por el hecho de que fueran diez años y que, a partir de ahí, mi carrera da un vuelco y se me abren más puertas a más proyectos, sino como experiencia vital fue realmente extraordinaria. Ahí es cuando yo digo “¡qué maravilloso es poder desarrollar tu trabajo de actor tal y como tú habías imaginado!”. Eso me ocurrió en “El comisario”, poder interpretar un personaje totalmente distinto a como realmente eres tú, poder elaborarlo y darle una trayectoria vital. ¡10 años! Crecí, humanamente, con el personaje. Y es que formas parte de una gran familia y adquieres una seguridad extraordinaria. De verdad que se aprende muchísimo.

   También es cierto que esa seguridad la pierdes en cuanto acabas, porque esta profesión tiene estas cosas, cuando tienes que hacer otro trabajo es como una vuelta a empezar. Y te preguntas: “¿Por qué tengo que volver a pasar por esto?”. De repente, todo se desmorona y surge la inseguridad más absoluta, el vacío, vuelven los lapsus, los temores, los miedos. El ritmo es trepidante y lo que te salva es llevar a tus espaldas 30 años. Ves personas que llegan a esas series sin esta experiencia y se hunden. El mundo del actor es un peaje injusto.

   ¿Qué opinas del momento cultural que se está viviendo en España en la actualidad? ¿Hacia dónde crees que vamos?

      Yo creo que la cultura en este país está en un punto de “sálvese quien pueda” desde hace muchísimos años, diría desde que tengo uso de razón; porque falla en la base, en la educación, en el fomento de la educación. La suerte de vivir un período no muy largo de mi vida en Inglaterra me dio la oportunidad de ver a chavales de ocho años como leían de motu proprio a Shakespeare, como recitaban, como esas familias de clase obrera hacían una pequeña provisión de fondos mensual para poder ir al teatro… Es otra escala de valores, es un respeto desde los cimientos. Empezar la casa por el tejado no tiene mucho sentido. Y lo que está haciendo mal este gobierno es, precisamente, ir cortando de raíz e ir quitando todas esas asignaturas ligadas a la cultura en los centros de estudio. Es una vergüenza, porque, al final, te preguntas ¿cómo se llega a la cultura? ¿A través de qué? Y no te hablo de la ley de mecenazgo, porque esta no tiene importancia si no existe, previamente, una educación cultural.

    Recomiéndame una película, Jaime.

   Así, de repente, y aunque no la considero una obra maestra, mil veces viene a mi mente, “Blade Runner”. Para mí, sintetiza muchas cosas, hay una filosofía de vida en esa película, aparte de plásticamente, lo que supuso en su momento. A mí es una película que, todavía, me sigue emocionando, me hace llorar, siempre se me cae la lagrimita.

    ¿Cuáles son tus proyectos futuros? ¿En qué estás trabajando ahora?

   Acabamos de estrenar “Mecbeth” en el teatro Rialto, el 31 de marzo y estaremos un mes. He escrito el texto junto a Diego Braguinsky. Y, también, estoy intentando terminar una nueva obra que se llama “Música en la cabeza”, pero no habrá soul, sino locura. Me muevo mucho en el mundo de la falsa apariencia, me gusta mucho el juego, desde el punto de vista teatral y cinematográfico. Me gusta, como espectador, que jueguen conmigo, estar activo, descubrir lo que realmente está ocurriendo. Y estamos terminando, también, hemos entregado ahora el primer guión de la versión cinematográfica de “Continuidad de los parques” junto con Sergio Villanueva y con una productora de Valencia, muy interesada en llevar a cabo el proyecto.

    ¿Cómo son tus ojos de mirar?

    Pues, son muy simples ya (ríe). Procuro mirar las cosas como son y que venga lo que venga.

Algunos enlaces sobre Jaime que te pueden interesar:

https://es.wikipedia.org/wiki/Jaime_Pujol

http://www.jaimepujol.com/

http://www.imdb.com/name/nm1001723/

http://www.biografias.es/famosos/jaime-pujol.html

Nico Campos, guión punto y aparte

guión punto

   Nico Campos, guión punto y aparte. Guionista, presidente de guionistas, amigo de sus amigas y de esos tipos que siempre saluda (a veces, hasta en cuatro lenguas). Nico es mucho Nico, es un artista polifacético: escribe, canta, presenta, dirige, modera, actúa e interactúa en las redes sociales. Es ingenioso, divertido, con un sentido del humor muy peculiar. ¡Coño, que es gallego, como los grelos!

    Nico, preséntate a tu público. ¿Cómo te llamas? ¿De dónde eres? ¿Dónde vives? ¿Estudias o trabajas?

“Boas tardes, bona tarda, arratsalde on. Buenas tardes para todos aquellos que no tengan un idioma propio”

    Me llamo Nicolás Campos y decidí que mi nombre artístico fuese Nico Campos, porque soy un ser lleno de originalidad e innovación. Nací a una edad muy temprana un 6 de diciembre de 1979 en Santiago de Compostela. Como soy una persona de mundo y con muchas inquietudes, sigo viviendo en Santiago de Compostela.

Estoy meridianamente satisfecho de haber nacido en esta latitud concreta y en esta época determinada, pero siempre hay cosas que mejorar. Creo que la insatisfacción es buena, siempre que no dejes que domine tu ánimo.

    Entre tú y yo (y todos los que nos leen), ¿quién es Nico Campos, en realidad?

  Me agrada que me hagas esa pregunta, porque soy un gran especialista en Nico Campos, de hecho, soy uno de los grandes expertos que hay en el mundo sobre Nico Campos. Definirlo es algo costoso y difícilmente resumible, pero lo voy a intentar. Es un tipo raro. Básicamente es un ser con una gran capacidad de aburrimiento, por lo que se ve obligado a hacer muchas cosas para evitar el tedio. Hizo cortometrajes, videoclips, documentales, incluso un largometraje de tres horas, verdaderamente infumable, sólo por el hecho de poder decir que había hecho un largometraje. (Es verdad, cogí un plano de mi calle de quince minutos y lo ralenticé hasta tres horas, poniendo un fundido a negro de principio a fin, sólo para poder presumir de que hice un largo antes de los treinta).
Entremedias hizo algo de teatro (no mucho) y creó un grupo musical que se llamaba Tetra & Freek, conocido por crear el género musical del Ponk, la auténtica fusión entre el techno-pop y el punk. Tetra & Freek tenían una maqueta grabada llamada “Pato Con El Diablo” y salieron en el recopilatorio Galician Bizarre II.

guión punto 2 Por si fuera poco, trabaja en la Televisión de Galicia y escribió algún capítulo para alguna serie de la misma cadena. Con eso, ya se considera guionista y, últimamente, ha conseguido que lo hagan presidente de la Asociación de Guionistas de Galicia, cosa que sigue sorprendiendo a los estudiosos.

    ¿Cómo te trata de la vida, Nico? ¿Te gusta lo que haces?

   Siempre me gustó una frase de Cheers donde a Norm le preguntaban que cómo le trataba la vida y él respondía: “Como si me hubiese encontrado con su mujer en la cama”. No es que las cosas sean así, estoy meridianamente satisfecho de haber nacido en esta latitud concreta y en esta época determinada, pero siempre hay cosas que mejorar. Creo que la insatisfacción es buena, siempre que no dejes que domine tu ánimo.

Hizo cortometrajes, videoclips, documentales, incluso un largometraje de tres horas, verdaderamente infumable, sólo por el hecho de poder decir que había hecho un largometraje antes de los treinta.

    Has participado recientemente en el IV Encuentro de Guionistas. Cuéntanos un poco la experiencia.

   Pues, fue todo muy bonito. Me dijeron que moderara el diálogo entre Joan Grau (Buenafuente) e Irene Varela (El intermedio). Hablamos de cómo son sus métodos de trabajo, en qué se parecen en los métodos de escritura y en qué se diferencian… Fue una gran charla y la verdad es que la gente me dijo que se lo pasó muy bien. Luego hice muchos amiguitos, pude conocer a Jorge Guerricaechevarría, que es el guionista habitual de Álex de la Iglesia y uno de los referentes nacionales, así que me hizo mucha ilusión.

guión punto 5

    En la fiesta de despedida del Encuentro, Joan Grau y Toni Betrán hicieron una entrega de premios a las distintas anécdotas de los dos días y me dieron el de Mejor Chiste, por abrir la charla con un: “Boas tardes, bona tarda, arratsalde on. Buenas tardes para todos aquellos que no tengan un idioma propio”, que no es que sea un gran chiste, pero hizo gracia.

    ¿Cuáles son tus proyectos actuales y futuros?

   Ahora mismo todo mi tiempo se lo lleva mi trabajo y la Presidencia de la Asociación Galega de Guionistas, ya que estamos haciendo bastantes cursos y jornadas. Para el futuro, ando preparando un documental bastante importante para mí, pero, me vais a tener que perdonar, soy de los que piensan que contar las cosas antes de que estén hechas, las gafan, así que me lo guardo hasta que sea seguro.

guión punto 6

    De todo lo vivido hasta hoy, ¿con qué te quedas? 

    Me quedo con haber llegado hasta aquí, agradezco no haberme quedado en el camino, mi próximo reto es llegar a mañana, tengo fe en mis posibilidades.
A la vida le pido que no me enseñe la pirola, pero si algo he aprendido de ella es que el truco para seguir vivo, es no morirte.

   ¿Tienes o has tenido algún hobbie digno de mención? ¡Desnúdate ante nuestros ojos!

    Si quitas la masturbación, me da que no. Yo era bueno en eso…

   Bueno… Pues dinos, ¿cómo vives las redes sociales?

   Le doy bastante vidilla a las redes. Tengo Facebook, Twitter, Tumblr… Últimamente las tengo un poco de lado, porque tengo mucho lío.
Lo peor de las redes es que todo se magnifica de maneras muy absurdas. Que alguien escriba algo, de manera pública, no significa que sea para que TÚ lo escuches o leas, a lo mejor no te hace gracia, pero es que nadie te ha obligado a leerlo. Escribí un articulito hablando un poco de eso cuando ocurrió lo de los tuits de Zapata, “Sobre los límites del humor”. El contexto es importante.

     Un héroe. Un villano. 

   ¿Un héroe? Spiderman. Siempre me moló, aunque fuera un llorón, porque creía que nos parecíamos, salvo por lo de los poderes, y lo de ser inteligente, y lo de estar casado con una supermodelo. Pero, por lo demás, igualitos, oiga.
Y un villano… Pufff, hay tantos donde elegir… Pero, me quedo con Magneto (¿Se nota que me molan los tebeos?).

   Un sueño.

   Pues no sé, pon la paz mundial o algo que me haga parecer interesante.

   Interesante y de actualidad. Y ya para terminar, ¿cómo son tus ojos de mirar? 

Bastante malos, la verdad. Llevo gafas desde 2º de EGB.

Me atrevería a decir que tus ojos son inquietos, curiosos, simpáticos: Guión punto y aparte.

 

Aquí os dejo el enlace al blog de Nico y un articulito muy divertido sobre fiestas y poemas: http://elponkespoder.blogspot.com.es/2009/09/de-fiestas-y-poemas.html

Y su canal de Youtube:

https://www.youtube.com/channel/UCnzU_WsA9HBDtWUH-UAtWxQ/feed

Angel Manzano, un cortometrajista muy legal

PORTADA-ANGEL-MANZANO

Ángel Manzano, un cortometrajista muy legal

Ángel Manzano Garrido (Vigo, 1972). Director, productor y guionista. Y mucho más. Una gran persona con un sentido del humor excelente, un buen amigo, un padrazo y todo un personaje, El único. Un valiente que dejó atrás un pasado y se lanzó al presente con éxito y con un futuro muy prometedor por delante.

Antes del sector audiovisual, tengo entendido que te dedicabas a la abogacía. ¿A qué se debió ese giro tan radical?

Es fácil decir porqué decidí colgar la toga y pasarme al tortuoso camino del mundo audiovisual: odio el Derecho. No de manera general, sino ejercerlo yo. Empatizaba demasiado con los problemas de mis clientes hasta el punto de llevármelos a la cama (los problemas, no los clientes). Cuando tuve oportunidad, y con el total apoyo, tanto anímico como económico, para qué nos vamos a engañar – de mi maravillosa esposa, Áurea, mandé la abogacía a hacer puñetas.

¿Y cómo fue tu debut en este mundo?

Paradójicamente para un ateo recalcitrante como yo, se puede decir que lo mío fue “llegar y besar el santo”. Mi guión de Tupper llegó a manos de Javier Gutiérrez (no sólo uno de los mejores actores de este país, sino, y pese a su estatura, una de las personas más grandes que he conocido), le gustó y rodamos el cortometraje junto a mi otra debilidad, la polifacética actriz Belén Constenla, y el generoso Fran Peleteiro.
Nosotros fuimos los primeros sorprendidos al ver el resultado final: aquello que empezó como un pasatiempo de verano, se convirtió en un más que digno trabajo. Así que lo que iba a ser “carne de Youtube” emprendió su viaje por festivales.

Creo que esa educación fílmica es lo que me lleva a que mis trabajos tengan, en todo momento, en mente, el entretener al espectador, aunque sea con la crítica social de fondo.

Tupper_Cans_0111

Veo que has obtenido premios por tu primera obra, Tupper. ¿Qué sentiste?

De nuevo, “chegar e encher”, como decimos en mi tierra: primer certamen en el que concursamos, primer premio. Mejor dicho: primeros premios. El del Público y el de Mejor Actor (para el inmenso Javier) en el peculiar y recomendabilérrimo Festival de Cans. Correr como un desquiciado entre los asistentes a esa fiesta del agroglamour para recoger el “Can de Pedra” a la Mejor Interpretación Masculina – ya que no entraba en nuestras cabezas que consiguiéramos absolutamente nada, en un primer trabajo hecho con mucho cariño y sacrificio, pero con dos duros; el equipo y yo nos habíamos colocado al otro extremo del escenario– lo considero el momento en que empecé, poco a poco, a considerarme cineasta. Sin embargo, y pese a las selecciones conseguidas y los premios obtenidos (algunos de carácter internacional), todavía no me lo creo del todo.

Trailer Tupper [2014] from Gromland on Vimeo

Y, tras el éxito del primero, hay un segundo corto, Deber. ¿Qué nos puedes contar de él? ¿También habrá un tercero?

Lo cierto es que nuestro segundo trabajo, Deber, ya ha empezado a dar sus pasitos él solo…, y no ha tropezado de momento: Premio del Público (de nuevo) este año en Cans y Premio al Mejor Cortometraje en Redondela en Curto.

A ver qué pasa con Bunker, última parte de la “TERlogía Gromiana”, que en estos momentos se halla en preproducción.

Podría decirse que tu productora es muy familiar, ¿no?

Gromland Producciones, el nombre comercial bajo el que trabajamos, lo sigo viendo como un chiste privado entre Ricardo, Fernando – mis hermanos; coproductores de mis trabajos, siendo el segundo también montador de los mismos– y yo.

Además, tal y como está el sector (¡qué coño, tal y como está el país!), los proyectos que nos planteamos deben seguir siendo pequeños en la forma y grandes en espíritu…, o algo así. Hasta el momento no ha surgido el que Gromland se dedique a la producción de trabajos ajenos, pero mira, si de repente a Inditex le da por contratarnos para su campaña de invierno, no seremos nosotros quienes nos neguemos. Sobre todo, si nos pagan ochenta millones de euros por spot; que me da que no va a ser el caso, aunque la esperanza es lo último que se pierde. Y sino, que se lo digan a los votantes de Madrid.

Ángel, en la lectura de un guión

Ángel, en la lectura de un guión

Decías que uno de los grandes problemas es el de la financiación de tus proyectos…

El caso es que todo va más lento de lo que me gustaría pues, hasta ahora, trabajamos mediante autofinanciación. Ni ayudas públicas ni subvenciones.
A veces pienso que es por una cuestión de mantener intacta mi libertad creativa; pero he de reconocer que mi problema es lo despistado que soy y que siempre se me pasan los plazos.
Afortunadamente, conseguimos algún que otro patrocinio que facilita las cosas a la hora del rodaje – eso de no darle de comer a los actores está muy mal, digan lo que digan algunos – y, también, reducir algo el presupuesto.

¿Cuál es tu secreto?

Tanto “Tupper” como “Deber” tienen pequeños detalles ocultos. Procuro que las historias que muestro sean entretenidas, con algo de suspense, con giros que mantengan el interés de la audiencia, y utilizando el humor como referente básico. Vamos, que en otra vida me hubiera encantado ser Roald Dahl. Pero no lo soy ni de lejos, claro.

“DEBER” – Trailer from Gromland on Vimeo

Y, a parte de escribir y dirigir, ¿tienes alguna pasión inconfesable?

Es perfectamente confesable: “La Guerra de las Galaxias” que viene de cuando mi padre nos ponía en Super-8 la huída de la Estrella de la Muerte (“¡No te preocupes! ¡La nave aguantará!”). De ahí que sea la razón por la que amo el cine. No sé cuál será realmente la mejor película de la Historia, pero lo que sí tengo claro es que para mí el Episodio IV es LA película.
Creo que esa educación fílmica es lo que me lleva a que mis trabajos tengan, en todo momento, en mente, el entretener al espectador, aunque sea con la crítica social de fondo.

Una gran pasión que, por lo que veo, llega, incluso, hasta el ámbito familiar.

Sí, mis hijos se llaman Lucas (Luke me pareció demasiado evidente) y Leia (aquí ya no me importó tanto la evidencia). Pero también conozco a gente que se llama María por la Virgen. Así que no soy el primero que le pone a sus hijos el nombre de algo imaginario.

lectura-2

Tal y como está el sector (¡qué coño, tal y como está el país!), los proyectos que nos planteamos deben seguir siendo pequeños en la forma y grandes en espíritu.

¿Cómo son tus ojos de mirar?

Intento tener una mirada reflexiva y crítica (en ocasiones, algo cínica). Una de las pocas cosas que saqué del ejercicio de la abogacía es que no hay una sola verdad, por lo que me detengo a ver las posibles aristas de las cosas, a escudriñar lo que tengo delante. Aunque puede que también influyan las dioptrías que gasto…

Por último, Ángel, cuéntanos un día perfecto en tu vida.

Mi día perfecto es aquél que incluya a mi mujer, mis dos niños y la hora del vermut. Disfruto haciendo cosas tranquilas y sencillas (comer fuera, un café en una terracita o un simple viaje en tren con ellos). Será porque ya he hecho demasiadas cosas frenéticas en mi vida. O, directamente, porque tener un niño de seis años y una niña de cuatro meses agota, y que ya no puedo con los cojones. Se puede decir “cojones” a esta hora, ¿no?

Pues, tan solo me queda añadir: ¡Que la fuerza te acompañe!

 

– Spot de la Premiere de “Tupper”: https://vimeo.com/86054052

– Vídeo resumen del cortometraje “Deber”, que incluye teaser-avance-averquépasa del próximo trabajo de Gromland Produccioneshttps://vimeo.com/118578750