Humordaza

 HUMOR 28

¿Tiene límites el humor? En España sí, y se llaman Ley Mordaza y Justicia. ¿Por qué los tribunales no se preocupan de verdaderos delitos como la corrupción o la violencia de género? ¿Por qué condenar algo tan subjetivo como el ingenio, la gracia o la ironía? Y lo más importante, ¿dónde queda la libertad de expresión?

humor1

Revista Saó (núm. 426, mes de maig)

        La “ley mordaza” o Ley de Seguridad Ciudadana de 2015 afecta de forma grave a diversos derechos fundamentales, entre ellos, la intimidad o la libertad personal.  Pero, no se trata de un caso aislado, ya que tiene su precedente en la derogada ley Corcuera, más conocida como “ley de la patada en la puerta” de 1992.

«El humor es la capacidad de ver cualquier situación desde otro prisma. La libertad de expresión no tiene límites, solo los que a cada uno le indica el sentido común». Juli Sanchis, Harca, humorista gráfico

 

    Desde hace un tiempo estamos asistiendo casi a diario a casos de esos de llevarse las manos a la cabeza. Los más sonados han sido el del vocalista del grupo musical Def con dos, el del rapero Valtonyic y el de la tuitera Cassandra Vera, condenados por delitos de enaltecimiento del terrorismo.

    El tipo delictivo de humillación a las víctimas del terrorismo se introdujo en el Código Penal en el año 2000. En esa época, aunque ya existía Internet, todavía no estaba operativa la Web 2.0. De hecho, la versión en castellano de Twitter es de 2009 y no se sabía el alcance que esto conllevaría (tuits, retuits, favs, etc.). Y en cuanto al delito en sí, debido a su configuración, era previsible que colisionara fácilmente con la libertad de expresión.

Humor2     Para Pablo Tilox, «la única diferencia entre lo que dices en un bar y lo que dices en Twitter no es el contenido, sino la cantidad de gente que puede acceder a él».

     En el caso Cassandra, por ejemplo, si ponemos en contexto los mensajes que han provocado la condena, cuesta justificar el fallo. ¿Cárcel por un chiste? ¡Venga ya! Cuesta justificar hasta que puedas llegar a pisar un juzgado por tu sentido del humor, que será mejor o peor, pero nunca punible. Y no solo es la pena y la multa, ¡ojo!, es la situación y todas sus consecuencias.

    Si en un futuro los jueces interpretan la norma “en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas…” (art. 3.1 Código Civil), posiblemente, todo este sinsentido no se considerará delito.

    Hablando de contexto, Nico Campos, presidente de AGAG (Asociación Sindical Galega de Guionistas), en una mesa redonda titulada “Reflexiones sobre el (ab)uso de la censura”, explicaba que le gustaría saber decir qué es el humor, porque, últimamente, todo el mundo sabe lo que no es. ¿Todo vale en el humor? Por supuesto que sí. Y la palabra “contexto” es lo verdaderament importante, porque nadie manda el mismo mensaje a todos los grupos de Whatsapp, ni comenta las mismas cosas en el trabajo, en la familia o en un velatorio. Además, el humor debe ir siempre contra los de arriba. Si se enfoca cara abajo es un abuso. Pero, claro, arriba o abajo siempre van dentro del contexto. Y así llegamos a lo políticamente correcto, a lo de no ofender a nadie. Lo que pasa es que el humor siempre va a ofender a alguien. Siempre. Aunque no tienes por qué verlo, nadie te obliga.

Humor3

El humor siempre ofenderá a alguien. Siempre que no vayas supersexy con el bañador de Borat…

   En otro orden de cosas, para leer los tuits de Cassandra o de César Strawberry tenías que conocer la existencia de Twitter, ir a sus perfiles y buscar un buen rato hasta que aparecieran de una vez (es lo que se conoce como Operación Araña). Ir a buscar lo que no te gusta es como ir a una fiesta de intercambio de parejas a escuchar música.

   Estamos en un momento muy crítico para el humor, y en buena medida, “gracias” a las redes sociales, porque se está descontextualizando al emisor del mensaje.

La libertad de expresión es como la democracia, podemos odiar sus resultados, pero acotarla es peor.

    Otro tuitero de éxito, que está en todos los “fregaos”, Bob Estropajo, comenta lo siguiente: ¿Por qué le interesa al gobierno poder controlar las redes? Sencillamente, porque no tienen el control sobre ellas y son, quizás, lo que más daño les está haciendo en los últimos tiempos desde el 15M.  Al no tener el control tienen que intentar: 1. Provocar miedo. La estrategia del miedo les funciona, medidas represivas contra la libertad de expresión. 2. Estigmatizar a los usuarios de redes sociales.  Hoy por hoy ya habrá quien considere que los tuiteros son delincuentes y de esa forma consiguen acorralar aún más a los que ejercemos tal actividad.humordaza4

       El cantautor valenciano Andreu Valor nos dice que: El control sobre nuestras vidas, sobre nuestros pensamientos, es una práctica que los sistemas judiciales de los estados “democráticos” usan constantemente. No solo limitan nuestra libertad, sino que se creen con derecho a condicionárnosla y lo llevan a cabo sin ninguna clase de ética. La libertad de expresión no puede sufrir censura. Desde la música y otros sectores se clama hace mucho tiempo y se lucha contra esta opresión. Situaciones que en pleno siglo XXI me parecen insólitas y que se calmarían si la justicia fuera justa. La actual no me la creo. Por ello, la voz tiene que seguir siendo libre, sin miedo, porque lo único a que aspira quien grita fuerte es a la auténtica libertad.

humordaza6

  Xaquín Marín Formoso, humorista gráfico, en una entrevista concedida al escritor Ramón Loureiro para La voz de Galicia, afirma que el humor no puede ser neutral, cuando hay tanta miseria, guerras e injusticia, el humorista tiene que tomar partido. Además, añade, que este es un buen momento para el humor, precisamente, porque hay dificultades y no se puede callar, tiene que servir para defender la libertad.

Humor7

La voz de Galicia, 02/05/2017

    Hace poco llamaron a declarar a dos de los presentadores del programa “El Intermedio” por un chiste sobre la cruz del Valle de los Caídos, denunciados por delitos de odio y contra los sentimientos religiosos.

    El sistema judicial persigue, no solo a cantantes o humoristas, sino también a profesores universitarios. El profesor de Derecho Constitucional de la Universitat Pompeu Fabra, López Bofill, fue citado a declarar, en calidad de investigado, por unos tuits en su cuenta personal de Twitter.

  Por lo visto, parece que  regresamos al pasado,  al esperpento, a la represión.  “¡Españoles, el TOP ha vuelto!”


    Si queréis saber más de los protagonistas del artículo o sobre redes, en general, seguidle la pista a @menorquetres:

Xaquín Marín, humor galego

XAQUÍN MARÍNXaquín Marín, humor galego

Xaquín Marín es, día a día, la mirada crítica e irónica de La voz de Galicia. Humorista gráfico y dibujante gallego, fundador y director, hasta 2008, del Museo del Humor en Fene, autor de O lecer de Isolino (2008), coautor de Palabras (2013). Su obra gráfica se ha expuesto en varios países. Xaquín es ‘retranca’, denuncia, crítica; es compromiso, lengua, pueblo. Como dice uno de sus personajes: “Aquí vivimos de marabilla, iso si, grazas a la ironía”.

Xaquín Marín

Fotografía de Nani Mosquera

 

Nombre completo, lugar de nacimiento y de residencia.

Xoaquín Bieito Marín Formoso. Nací en Ferrol (A Coruña) y resido en Fene, también en A Coruña.

     ¿Quién es Xaquín Marín en realidad?

     Un tipo normal intentando siempre escapar de la normalidad, pero sin que se note demasiado. Un tipo demasiado blando para ser un humorista duro. Un inadaptado tratando de pasar desapercibido entre los adaptados.

Xaquín Marín 1

"O sono da razón produce indiferencia" (2010)

Tinta/gouache blanco. ¡¿Qué más monstruos que la masificación, la miseria o la contaminación?!


     Descríbenos tu trayectoria profesional.

    Siempre quise ser pintor y como los críticos decían que en mis pinturas quería contar demasiadas cosas, terminé pasándome al cómic, más eficaz para comunicarse con mayor cantidad de gente, y como en mis historias utilizaba casi siempre el humor, terminé usando la viñeta única con más asiduidad. Claro que no renuncié a nada.

  Publico una viñeta diaria en La voz de Galicia y mensualmente en Tempos novos y Eco.

Xaquín Marín 2

"Cabeza galega" (2011)

Gouache/tinta. El minifundio, el amor a la tierra y el paisaje en la cabeza de los gallegos.


   Tengo entendido que has expuesto en muchos países y que tienes numerosos premios…

    En colectivas sí que expuse en unos cuantos países. Premios no vayas a creer que tengo tantos, tampoco me presento a demasiados salones, estoy un poco harto de perder los dibujos, así que me limito a ir a los que hay seguridad, me interesa el tema o tengo compromiso con los organizadores. Luego, de cuando en cuando, aparecen premios a los que no te presentaste y que dan más alegría que los otros.

Xaquín Marín 3

"Primitivo" (1982), premio Paleta Agromán

Tinta. El hombre moderno termina viviendo en cavernas de basura.


     ¿Quiénes son tus personajes? ¿Qué o a quién representan?

     Empezé en pleno franquismo con un niño de aldea que calculé que podría decir cosas y que no pasaría la censura como en una persona mayor, y funcionó. Luego hice de todo: un pie pisando gente, una cabeza dentro de una caja, un carca, Galicia como agujero, el interior de una cabeza, una lengua con brazos y piernas, un hombre primitivo… Ahora estoy haciendo un jubilado con el que pretendía aportar temas más relajados, no muy críticos, pero no soy capaz. Con la situación que tenemos no queda otro remedio que hacer algo ferozmente crítico.

Xaquín Marín 4

"O fuxitivo" (1975)

Tinta. Cómic protagonizado por un personaje de muchos de mis dibujos. Representa un pie gigante que aplasta a la gente.


Mis personajes representan a la sociedad que me rodea, por eso hablan de los problemas peculiares de los gallegos y de todo el mundo.


      ¿Y tu temática?

    Mi temática es muy amplia, desde los eternos problemas del mundo: violencia, explotación, abusos, guerras, racismo… Hasta los problemas propios: emigración, desarraigo, lengua, colonialismo…, sin olvidar temas simplemente graciosillos y el humor por el humor. Además, eso sí, con el ojo avizor para estar atento a los problemas que van apareciendo.

Xaquín Marín 5

"O diluvio" (1989)

Tinta/acuarela líquida. El arca termina varada en el mundo de la basura y los excesos.


    Publicar en gallego, ¿te ha cerrado puertas? Cuéntame algo más sobre ese compromiso con tu lengua.

    El compromiso, creo que es normal, lo que no entiendo es cómo hay quién no lo tiene.

   Me educaron en castellano, mi padre era extremeño, y al entrar a trabajar en un astillero a los 14 años fue cuando se empezó a despertar mi conciencia lingüística, luego la efervescencia política y sindical me fue radicalizando y resultó definitiva mi marcha a Madrid a vivir la bohemia y mis contactos allí con artistas nacionalistas.

Xaquín Marín 6

"Preto" (1980)

Tinta con palillo, rotring y gouache. Inmigrante en contraste con la gran ciudad.


    El otro día vi una de tus viñetas traducida al valencià y pensé “claro, ‘chiste’ válido para todas las lenguas minorizadas”. ¿Te ha pasado más veces?

Xaquín Marín 7

   En tantos años de oficio me pasó de todo, desde recibir felicitaciones por un dibujo que decía lo contrario de lo que pensaba el que me felicitaba, hasta llamarme para que fuera a la Embajada de EE.UU en Madrid, por algún cuadro antiamericano que estaba exponiendo, y resultó que era para hacerme una entrevista en la emisora de radio que tenían. Usaron dibujos míos con el texto cambiado y hasta hay un dibujo en la portada de un libro en el que figura el nombre de otro autor.

    ¿Qué relación tienes con las redes sociales? Además de Facebook, ¿utilizas alguna más?

    Es una manera de exponer mis trabajos, sin necesidad de buscar sala. Solo uso FB y lo miro diariamente, pero pongo dibujos cada tres o cuatro días, o puede que antes, si lo ha de menester.

Xaquín Marín 8

     Os irreductibles galegos" (2012)

Gouache/tinta. La lucha por un trozo de tierra.


    Por último, Xaquín, ¿cómo son tus ojos de mirar?

   Pues bastante defectuosos, estrávicos; uno operado de cataratas y el otro inútil total, pero llevan toda una vida con una importante sobrecarga de trabajo, así que no puedo reprocharles nada.

   Pues yo diría que tus ojos de mirar son como los de Isolino, tu personaje jubilado, y que gracias a ellos vemos el mundo con ese toque de humor que muchas veces le falta y que es tan súmamente necesario.

Xaquín Marín 9

Viñeta publicada en La voz de Galicia (22 de mayo de 2016)

Homenaje a Xaquín en su 70 aniversario, Mundiario

Grazas, Xaquín Marín! Parabéns!


    Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese la entrevista que le hicimos al humorista gráfico Ortifus: Ortifus, mirada irónica