Carrers d’Aín

Carrers d'Aín 1     Carrers d’Aín

     Passejar pels carrers d’Aín és un exercici saludable que exercita el cor, la mirada i les sensacions. Per les seues empinades costeres es perd la noció del temps…, qualsevol cosa és possible darrere de les seues parets blanques i de pedra, i les contrafinestres tenyides de blavet.

Carrers d'Aín 2

Carrers d'Aín 3

     A cada hora del dia es troba l’harmonia de la vida tranquil·la i ordenada. A primera hora, les dones agranen a l’uníson, com si d’un pla confabulat es tractara, cada racó del carreró. Dones, iaies; decidides, faeneres, organitzades en comunal matriarcat. Més tard, tot depenent de l’estació, els carrers recobren passos, carreres, gatejades i el rebombori dels més joves. A l’estiu abunden els banyistes amb tovalloles que van a la bassa on està prohibit el bany; ací, la llei pareix una llegenda i la vida està feta per ser viscuda, sense més contemplacions.Carrers d'Aín 4

     Els carrers d’Aín desperten els sentits. A l’estiu, les temperatures són altes i la pell s’enrogeix amb un simple passeig. Al fred de l’hivern, l’olor de llenya cremada dels fumerals ho envaeix tot. La primavera engalana els carrers amb l’olor dels gesmilers, les roses, l’horta i la terra roja humida. La tardor ofereix l’estampa d’un poble blanc; teula i pedra envoltats de verd, taronja i daurat.

Carrers d'Aín 5

     La plaça del bar és un dels llocs més concorreguts. L’indret on es mira i s’és vist; on es parla i s’escolta; on es juga i es fan bromes. Ací tot se sap i el que no se sap, se suposa.

Carrers d'Aín 6

    Les processons marquen el ritme dels calendaris religiosos. Els veïns es muden com si fóra diumenge i acompanyen les comitives amb ciris, en silenci, amb l’únic so de la banda que tanca, cerimoniosament, el moment.Carrers d'Aín 7

Carrers d'Aín 8

     La plaça de l’església, amb el seu imponent campanar, és una postal i un exercici de perspectiva. La foto en blanc i negre la va vore el meu amic Paco Alberola, i jo, com a aprenent i admirador seu, la faig així sempre que puc. Va per tu, mestre!

Carrers d'Aín 10Carrers d'Aín 9

El passeig per la bellesa i la tranquil·litat està garantit als carrers d’Aín.

Carrers d'Aín 11

Si t’ha agradat aquest article, també et poden interessar els següents:

Aín, paisaje fotográfico

Casa Rural Molí del Duc

Web del Ayuntamiento de Aín


Article traduït al valencià per @menorquetres

 

Paco Alberola, fotografía vital

fotografía vital      Paco Alberola, fotografía vital. La mirada de Paco invade los lugares por los que transita, no sólo los físicos, sino los emocionales. Testimonio de pasajes y hechos históricos, fotógrafo profesional dedicado al mundo de la publicidad, vocación de mirada relatora. Paco pudo ser muchas cosas: cámara de televisión, actor, voz de doblaje…, pero por fortuna, la fotografía le marcó el camino en su vida. Repasar su obra con sus comentarios es un gran privilegio. Con ustedes, Paco Alberola, un fotógrafo de la vida.

        Nombre completo, fecha de nacimiento, lugar.

        Francisco José Alberola Cuñat – 11 de septiembre de 1943.

        Benifairó de la Valldigna (Valencia).

        Lugar de residencia actual

        Valencia.

        ¿Quién es Paco Alberola en realidad?

      Un pensador anárquico. Con un sentido del ridículo crónico. Glotón enfermizo de mirar. Curioso contaminante. Un apestado por enderezar la sociedad renunciando al orden establecido. Resumiendo: un iluminado de la solidaridad.


Documental sobre Paco Alberola producido por la Universidad de Valencia


        Cuéntame tu vida en relación a la fotografía

        Es un encuentro casual. Podría haber sido actor, locutor deportivo, escritor, cámara de television y terminé por puro azar siendo un profesional de la fotografía. Desde el año 1966 dedicado a la fotografia publicitaria. Arrancando con un formación de dos años en agencias de publicidad en Madrid y abriendo mi estudio en mayo del 68 (fecha simbólica) Autodidacta y aprendiz hasta la jubilación.


fotografía vital

fotografía vital 2    El Aaiún. 1965. Quince meses de servicio militar en la Policía Territorial del Sahara. Al frente del gabinete fotográfico. Con motivo del regreso de una expedición de saharahuis a La Meca se celebran actos festivos durante tres días, en los que se reúne la población nativa. Se sacrifican camellos, para comer los típicos pinchitos ” morunos”, se bebe té, cantan las mujeres su zaghareet penetrante, agrupadas bajo la austera jaima como un coro goyesco. Aparecen grupos de tres o cuatro hombres formando una curiosa banda de música, seguidos de la chiquillería. Y en un paisaje arenisco, sin una sola planta que rompa la monotonía de los tonos ocres, resalta la policromía textil de las melhfas que visten las mujeres, con ese azul contra rojo, que al vuelo del viento (siroco) parece dinamizar por la izquierda una imagen de composición estática y equilibrada. Incluso la bandera española no adquiere presencia de icono institucional, sino un elemento colorista más.

fotografía vital 3   Es la típica fotografia que disparas sin tiempo de prepararte y que luego aprecias que, cuando el “escenario” es exquisitamente “natural”. el fotógrafo cae en la “trampa” visual de atraparlo. La fotografia está tomada con película diapositiva Kodachrome de 35 mm y una cámara Bessamatic de Voigtländer. Algunas de estas fotos están publicadas en mi web alberola.com Y con ellas se celebró una exposición en el año 2001, en el Ayuntamiento de Meliana.


        ¿Qué significa para ti la fotografía?

       Quizás el medio de comunicación más importante y popular de todos los tiempos. Una herramienta imprescindible para la sociedad. Un “arma” democrática que igual sirve para una denuncia de sucesos horribles como para un pastel de cumpleaños. Entre los diez inventos que han cambiado el concepto de la modernidad.


fotografía vital 4

       1975, Valencia. Al poco tiempo de los últimos fusilamientos del régimen de Franco (septiembre del 75) se produjeron protestas por toda Europa.

       Salí del estudio de los Crónica de la calle En Blanch en dirección a la calle la Paz. Llevaba mi Rolleiflex 6×6 colgada al cuello. Y, de pronto, me veo a pocos metros de una manifestación fascista que avanzaba hacia Capitanía General en la Plaza Tetuán. Tenia dos soluciones, o echarme a un lado y verles pasar o caminar delante de ellos convertido en espontáneo reportero gráfico. Así me vi de pronto en la misma puerta de la Capitanía acompañado solo por el cámara de TVE con una BOLEX 16mm filmando para NO-DO en blanco y negro.

       Hice un pequeño reportaje desde esa “privilegiada” posición. No recuerdo a ningún fotógrafo de prensa presente. De ese reportaje guardo imágenes de brazos en alto en saludo fascista mientras se cantaba el Cara al Sol, se quemaban banderas de la URSS (con la hoz y el martillo) . Y entre las imágenes que capté, especialmente ésta, que en mi opinión resume la España de “a pie” de aquellos años. El alférez provisonal, el inválido “azconiano”, el niño “pasmado”, el jóven que levanta el brazo “sin mucha pasión”, la señora de la limpieza “que pasaba por alli” y el gastador de 2 metros “tieso como un tronco”.

       Desgraciadamente este único rollo de 12 negativos sufrió una etapa de humedad y ha quedado seriamente dañado. Solo conservo unos positivos de los que he reproducido esta copia.


        ¿Qué quieres contar con ella?

        Yo no pretendo contar nada, aunque soy un defensor de la fotografía narrativa. Pero apuesto por la fotografia de reportaje, documentalista y testimonial.


fotografía vital 6

        Juan Luis Galiardo, Helga Liné, Carmen Sevilla, José Sacristán. Año 1970. Valencia.

     Vestíbulo hotel. Vienen a presentar la película “Una señora llamada Andrés”. Por la mañana fotos de su llegada al aeropuerto de Manises, a pie de escalerilla del avión, con entrega de ramo de flores a las actrices. Valencia aún era una ciudad de provincias. Pepe Aibar, amigo, fundador y director de la Cartelera Turia (1964) llevaba la programación de la cadena de cines Pechuán (Coliseum, Capitol, Tyris, Rex, Serrano, Aula 7, ABC Park…)

fotografía vital       Y me llamaba para este tipo de reportajes. Cuesta digerir que aquellas “Estrellas” estuvieran tan cerca de mí en el esplendor de su popularidad y hoy vayan despareciendo del “escenario” vital. Recordarles en esas fotos revela que el paso del tiempo revaloriza el testimonio gráfico que no siempre apreciamos en su momento. Ser testigo y “notario” de esos instantes confieren una cierta satisfacción personal. Y una “lectura” objetiva que con el paso de los años y las experiencias vividas resulta enriquecedora desde el punto de vista profesional.

       No era mi especialidad fotográfica, dedicado como estaba a la fotografía publicitaria. Pero el reportaje de actualidad me atrajo por esa cercanía a temas de interés local. Y si la temática se relacionaba con el Cine, tanto mejor. Desde mi juventud hubiera querido trabajar en ese medio. Y mi atracción por el Séptimo Arte nunca disminuyó. Precisamente mi asistencia a los cineclubs fué la causa de que Pepe Aibar me invitara a escribir crítica de teatro y cine en la recién estrenada Cartelera Turia.


        Defínete como fotógrafo

       Debido a mi trayectoria profesional habitan en mí “varios fotógrafos”. Comencé muy temprano como un fotógrafo “callejero”, me especialicé en la publicidad, buscando el glamour del producto, me siguió interesando lo que sucedía a mi alrededor y ahora digamos que me muevo yo disparando a todo lo que está inmóvil. Soy un voyeur por vicio.


fotografía vital 8

        1970 Calle En Blanch, Valencia. Estudio del Equipo Crónica.

        Mi relación amistad_colaborador fotográfico con el Equipo arranca en el 68. Y no se interrumpe hasta el fallecimiento de Rafael Solbes en noviembre del 81. Por mis manos pasó toda la documentación gráfica que utilizaban en sus collages. Y frecuentemente les visitaba en sus estudios. Los conocí cuando ocupaban un piso en Dr. Sumsi 48, luego pasaron a éste de la calle En Blanch (frente al cine Xerea), al de Conde de Montornés y finalmente al de la calle Turia 51. En mis visitas llevaba siempre la cámara. En esta ocasión una Rolleiflex Tessar de 6×6 cm. Les hice un pequeño reportaje mientras trabajaban. Y les gustó tanto esta fotografía que la pintaron en un lienzo de 2×2 m bajo el título “El sublime acto de la creación”. Conservaron el blanco y negro y añadieron color a sus figuras y unos personajes de películas animadas de Walt Disney.

        De esta colaboración pintor/fotógrafo nació una de las series más brillantes (así opina de ella Tomás LLorens): La partida de billar. Todos los lienzos sobre la base de fotografías mías sin dirección ni intervención de ellos en sus encuadres y contenido. Poseo de esa amistad cientos de negativos de sus trabajos, viajes, exposiciones….Y mis conocimientos sobre la Pintura se los debo a esa vieja amistad con Rafa Solbes y Manolo Valdés.


        ¿Blanco y negro o color?

        Yo nací con el blanco y negro. Y me sigue hechizando. Pero hay fotos que sin el color no tendrían sentido. Depende del qué y para qué.


fotografía vital 9

        2005 Bétera Fundación la Luz de las Imágenes, Centro de Restauración. Durante cinco años estuve reproduciendo y fotografiando obras (pinturas, retablos, templos, indumentaria y útiles religiosos) antes y después de los procesos de restauración. Para cada uno de los proyectos de la Fundación. Incluido todo el seguimiento de los Frescos de la Catedral de Valencia. Viví de cerca el fascinante trabajo que realizan los restauradores. Precisión, técnica, dedicación, intuición, creatividad, cultura y conocimientos de historia. No siempre en buenas condiciones de espacio y seguridad. Impecable el resultado que pude documentar de su trabajo. A menudo luchando contra el tiempo, por exigencia política para aprovechar inauguraciones de rédito electoralista. Esta foto realizada en las lamentables instalaciones que sufrían mas de cien restauradores, en las antiguas dependencias del psiquiátrico de Bétera. Falta de seguridad, de climatización e iluminación para un espacio que por mas de 5 años alojaba continuamente una enorme cantidad de obras de incalculable valor histórico. Fruto de este trabajo impagable de los artistas, los gestores políticos de turno recogian sus frutos en espectaculares inauguraciones rodeados de toda la parafernalia mediática. De lo uno y de lo otro puedo dar testimonio gráfico de primera mano. Y las fotos obtenidas en ambos lados ilustrarían perfectamente esta opinión personal. La obra, arriba en proceso de restauración, estaba realmente muy deteriorada. El resultado final, meses después, era impecable.


        ¿Retratista, paisajista o…?

       Me interesa el rostro y el desnudo. Me interesa el cuerpo humano. Después la arquitectura, las formas, las sombras, las líneas.


fotografía vital 12

        Paco nos habla en la entrevista sobre esta foto en el siguiente vídeo:


        ¿Cómo son tus ojos de mirar? ¿Por qué?

     Físicamente deberían ser “saltones”. Curiosos, extrovertidos, desvergonzados, visionarios queriendo escrutar más allá de la luz de las cosas. Me siento y reconozco como “espectador de espectadores” A veces me comporto como un escáner en plena calle. Me lo llevaría todo a casa para destripar encuadres.

Reportaje de Benifairó de la Valldigna realizado por Paco Alberola,

en agosto de 1969 con película de 8mm.

        Podéis seguir profundizando en la figura de Paco Alberola a través de su web: http://www.alberola.com/alberola/Home.html